Tarea Pública: Corrupción en fundaciones

Por Carlos Orozco Galeana.

El presidente de Morena en el Estado de México, Horacio Duarte Olivares, presentó ante la PGR una denuncia de hechos contra la candidata del PAN al gobierno del Estado de México, Josefina Vázquez Mota, por “posible desvío de recursos públicos” hacia su fundación Juntos Podemos, pues ha recibido más de mil millones de pesos del gobierno de Enrique Peña Nieto cuando ya no era funcionaria pública.

Resaltó que su demanda se basa en los reportes de la ASF sobre “la triangulación que recibieron los organismos a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, de mexicanos en el Exterior, para después terminar en manos de la fundación Juntos Podemos, y lo que no se aclaró respecto al destino de estos recursos.

Destacó las declaraciones del auditor porque reconoció que hubo “observaciones” en la fiscalización hecha en el 2015; recordó que la fundación de Vázquez Mota “recibió todavía recursos en 2016” y que la ASF reconoció que hay “falta de claridad” en su ejercicio.

Duarte se refirió también al reporte de la agrupación Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, que citó una decena de irregularidades en el uso de esos recursos como el “incumplimiento de metas, convenios que no fueron reportados, falta de acreditación de seguimiento a los contratos, de los recibos de las organizaciones a las que supuestamente apoyó, entre otros problemas”.

Igualmente, por estos días, Ricardo Monreal solicitó al SAT para que, con base en una auditoría fiscal federal, realice una investigación de información contable a organizaciones supuestamente no lucrativas que preside Claudio X. González Guajardo, por la comisión de gravísimos hechos de corrupción empresarial y fiscal, a fin de que no queden impunes, las que han recibido millonarios donativos de gobiernos estatales y municipales de Puebla, Chiapas (en el año 2011) y Guerrero, Pemex, SEP y Lotería Nacional. Monreal dijo que del 2013 al 2015, la entidad Mexicanos Primero, Visión 2030 A.C. recibió dinero público por la cantidad de 9 millones 900 mil pesos.

“Esto es una corrupción empresarial inaceptable, porque las asociaciones civiles y fundaciones se convierten en mecanismos para el flujo de recursos que posteriormente pueden hacer deducibles de impuestos, al tiempo que financian organizaciones que se enfocan a un fin distinto al que fueron creadas como es el ejercer presión pretendidamente social, pero que en realidad atienden a sus muy particulares intereses de grupo, personales o de negocios”, estimó Monreal en su demanda.

El cochinero por doquier. Como dije, muchos vivales encontraron el caminito para ordeñar la vaca del erario. Pero en los procesos de adjudicación de recursos, están inmiscuidos altos funcionarios públicos que no solo le levantan la pata a la vaca, sino que participan en acciones todavía más prohibitivas.

En el caso de Josefina, es sabido que el sistema la maiceó bien y bonito tan luego y obtuvo su tercer lugar en la elección presidencial, y como no había pobres en México, según su visión, se fue a apoyar a mexicanos en Estados Unidos. El caso es que no hay registros confiables de hacia dónde canalizó los mil millones de pesos que le otorgó el régimen peñista. Está débil en la competencia electoral del Estado de México, terminará en tercer lugar.  Mejor para Delfina Gómez de Morena, que sí tiene una posibilidad de dar la sorpresa y ganarle al PRI, en esa entidad por primera vez.

Es deseable que no por cuestiones partidistas, por favoritismos, se den recursos a políticos en desgracia para que sigan medrando a la sombra de las instituciones cuando son derrotados. Debe investigarse a fondo las denuncias de Horacio Duarte y de Ricardo Monreal para que quede constancia de que no se tolera más saqueo y más impunidad en  fundaciones.

Detrás de cualquier organización con fines aparentemente sociales, se puede esconder una hiena ansiosa de hincarle el diente al presupuesto público, que debe cuidarse  muy bien porque es de los mexicanos.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas