Explotación infantil detrás de la batería de los teléfonos Apple, Dell, HP, Huawei

celular
Alrededor de 40 mil niños trabajan en las minas del sur del Congo, una gran parte de ellos, en las minas de cobalto.

El cobalto es uno de los elementos utilizados para hacer las baterías recargables para celulares, computadoras y autos de compañías multinacionales quienes utilizan mano de obra infantil para solventar sus necesidades pero ofrecen pésimas condiciones laborales para los niños que lo extraen.

En un informe de Amnistía internacional, llamado “Esto es por lo que morimos: los abusos a los derechos humanos en el Congo impulsan el comercio global de cobalto”, publicado esta semana, la organizaciónacusa a grandes trasnacionales de ser cómplice en la explotación infantil.

“La creciente demanda de baterías recargables conduce a una mayor extracción de cobalto y a un crecimiento del trabajo en condiciones precarias”, denunció AI.

Apple, Dell, HP, Huawei, Lenovo(Motorola), LG, Microsoft, Samsung, Sony, Vodafone y Volkswagen son las empresas que, a pesar de contar con una “política de cero tolerancia al trabajo infantil”, utilizan el cobalto extraído del Congo para sus productos.

En 2014, la UNICEF publicó que más de 40 mil niños trabajan en las minas de cobalto en el sur del Congo, y aunque los niños dijeron trabajar porque sus padres no cuentan con un trabajo formal para cubrir los gastos de su educación, las condiciones de su trabajo acarrean peligros mortales inminentes, pues las minas son cavadas manualmente y no cuentan con ningún soporte lo que hace que sean más propensos a colapsos.

Los pequeños trabajan hasta 12 horas diarias por un sueldo de 1 o 2 dólares por sesión.

“Los niños encargados de juntar, clasificar, lavar y transportar minerales son pagados por el tamaño de los sacos. Dado que no existe un criterio fijo de peso de los sacos, los niños están sujetos a la decisión del comerciante y por lo tanto están expuestos a recibir un pago extremadamente bajo. Al final del día, sólo permanecen con una pequeña parte de su sueldo, pues deben pagar 50 centavos a los guardias y, en ocasiones, se los quitan los trabajadores adultos”, reportó Aristegui Noticias.

Es una cadena de abusos en los que los infantes se ven más explotados que todos.

Vía: Regeneración

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas