Contribuye Ballet Folklórico a que sea UdeC Referente Académico y Cultural: Rector

 

*José Eduardo Hernández Nava charló con integrantes de la agrupación y con su director, Rafael Zamarripa, sobre el más reciente logro de la agrupación: el premio Lunas del Auditorio 2016, en la categoría de Danza tradicional.

**Con estos reconocimientos, coincidieron los bailarines, “estamos demostrando cada día que la danza es un medio de vida, un medio de expresión que nos permite manifestarnos no sólo como bailarines sino como seres humanos”.

thumbnail_rector-recibe-visita-de-ballet-folklorico“Siempre es un gusto recibir a universitarios como ustedes, que se destacan, que aportan con sus acciones a que la Universidad crezca y se mantenga como un referente académico y cultural en el país”.

Con estas palabras destacó el rector José Eduardo Hernández Nava, el más reciente galardón del Ballet Folklórico de la Universidad de Colima: el Premio Lunas del Auditorio 2016, en la categoría de Danza tradicional, que obtuvo el pasado miércoles en la Ciudad de México. Esto lo dijo el rector de la Universidad de Colima en la charla que sostuvo con músicos, bailarines, cantantes y con el maestro Rafael Zamarripa, director de dicha agrupación, este viernes en la sala de juntas de rectoría.

En el encuentro, el maestro Rafael Zamarripa, visiblemente emocionado, agradeció “el apoyo incondicional que la Universidad de Colima ha tenido con este grupo; “me han tolerado y consentido volar en este maravilloso Colima; me han permitido transitar por sus patios y espacios, con tantos maestros y compañeros que a lo largo del tiempo nos hemos conocido como una gran familia”.

Por su parte, el rector Hernández Nava dijo que “ustedes son parte de uno de los legados culturales de mayor alcance en la Universidad; son parte de una agrupación que es un embajador cultural colimense en el mundo, y por eso mismo es considerada uno de los patrimonios culturales de Colima”.

Y agregó: “No me cabe el orgullo que siento por ustedes, por el maestro Zamarripa y por todo lo que le aportan a nuestra querida Universidad”.

thumbnail_extra_rector-recibe-visita-de-ballet-folklorico_dRafael Zamarripa, dijo también Hernández Nava, “es nuestro más apreciable tesoro y desde hace más de 30 años es digno y merecedor de todo el reconocimiento posible. La innovación escénica, dancística y los sólidos fundamentos musicales sustentados en la investigación, sumados a la disciplina de todos los integrantes del elenco, le han valido al Ballet Folklórico ser reconocido en el mudo por su calidad artística y la originalidad de sus presentaciones”.

El rector dijo que no es casual que el Ballet haya sido merecedor de este premio, que se suma a muchos otros méritos, tales como el ser nombrado uno de los Siete Tesoros del Patrimonio Cultural de Colima, la medalla “Lázaro Cárdenas del Río”, e incontables éxitos a nivel nacional e internacional con presentaciones en la Sala “Miguel Covarrubias” de la Universidad Nacional Autónoma de México, en el Palacio de Bellas Artes y en el Auditorio Nacional.

Pidió a las y los integrantes de esta compañía de danza “no olvidar que el arte de Zamarripa es la más grande herencia que pueden darles a los universitarios; busquen que no se pierda, háganlo crecer y déjenlo como herencia. Les deseo que sean capaces de hacer crecer a las nuevas generaciones en el arte de Rafael Zamarripa, que es nuestro tesoro más importante”.

En su emoción, Zamarripa compartió que la noche de la premiación fue maravillosa porque representaron a la Universidad de Colima, “que no es tan fácil. Me siento contento, pues esa noche en el festival no pensaba ganar, y fue realmente una sorpresa que me hizo levantarme de mi asiento y caminar al escenario sin acordarme del bastón”.

thumbnail_extra_rector-recibe-visita-de-ballet-folklorico_eRelató, también, que “al llegar al aeropuerto de Colima mucha gente nos felicitó y hasta los guardias nos expresaron su admiración”. Por lo tanto, agregó, “no me voy a cansar, no me voy a enfadar y siempre estaré de buen humor. Cuando me ocupen en mi universidad, voy a estar allí con mi garbo y mi elenco”.

Bailarines y bailarinas opinaron también sobre el momento que vive la agrupación. Dijeron sentirse muy contentos y compartieron la emoción de Zamarripa. Reconocieron que el logro no es sólo de la actual compañía, sino de todas las que los precedieron.

Con estos reconocimientos, coincidieron los bailarines, “estamos demostrando cada día que la danza es un medio de vida, un medio de expresión que nos permite manifestarnos no sólo como bailarines sino como seres humanos”.

Al finalizar el encuentro todo el elenco, el maestro Rafael Zamarripa y miembros de producción, se tomaron la foto del recuerdo con el rector Hernández Nava y con el Premio Lunas del Auditorio, que es una réplica de la escultura de la Luna del escultor Juan Soriano, que se encuentra en el exterior del Auditorio Nacional.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas