Alerta Inai sobre el robo de identidad a través de celulares y tabletas

celular-071013_gde-e1381192801662El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) alertó sobre el robo de identidad por medio de la sustracción de datos del correo electrónico, celulares y tabletas.

En un comunicado, el Instituto informó que el robo de identidad tiene consecuencias graves que pueden requerir de tiempo y recursos económicos para resolverse. Por lo general, indicó, a las víctimas les lleva mucho tiempo darse cuenta de que su identidad ha sido robada, y una vez que sucede es muy difícil recuperarla y es común tener problemas en el futuro.

El Inai agregó que el robo de identidad es la obtención y uso no autorizado e ilegal de datos personales con consecuencias graves en perjuicio de un ciudadano, que puede implicar pérdidas económicas, de tiempo y hechos delictivos.

El uso de fuentes de fácil acceso y ricas en información, por ejemplo las redes sociales, es en las que se pueden obtener datos sobre una persona, tal como: nombre, edad, fecha de nacimiento, fotografía, información de tipo familiar, escolar, laboral, entre otra, lo que facilita a los delincuentes el robo de identidad.

Actualmente, cuando se piensa en robo de identidad, se le asocia con información relacionada a la actividad financiera (números de tarjetas de crédito u operaciones bancarias), pero en realidad, el robo de identidad puede afectar otras esferas de la persona, como su reputación.

Por ello, el Inai pone a disposición de la ciudadanía una guía para prevenir el robo de identidad, con recomendaciones para evitar ser víctima de este delito, detectarlo y saber qué hacer en caso de haber sido víctima de esta práctica ilegal.

La guía puede ser consultada en la liga de su portal de internet http://inicio.inai.org.mx/nuevo/Guia%20Robo%20Identidad.pdfy consta de 10 consejos útiles desarrollados a detalle para proteger la identidad.

1.- Todos los documentos personales o archivos electrónicos, así como NIP, password y claves dinámicas deben conservarse en un lugar seguro, para evitar que personas extrañas tengan acceso a ellos.

2.- Al deshacerse de los documentos que contengan información personal o financiera, o tarjetas de crédito o débito vencidas, éstos deben ser destruidos  perfectamente.

3.- No compartir ni publicar más de lo necesario y configurar niveles de privacidad entre los contactos. Nunca enviar claves y NIP por correo electrónico y jamás compartirlo.

4.- Instalar software de seguridad (antivirus) y contraseñas seguras, que no se relacionen con datos personales como fechas de nacimiento, números telefónicos o nombres de familiares, y utilizar combinaciones de letras mayúsculas, minúsculas y números,

5.- Limitar el número de documentos personales que  se traen consigo.

6.- Verificar la identidad de quien te solicita y requiere información para descartar que se trate de un fraude. Eliminar cualquier mensaje sospechoso o que solicite información personal o financiera.

7.- Investigar si recibes tarjetas de crédito, servicios o artículos que no hayas solicitado.

8.-  Verificar estados de cuenta y consultar movimientos, y revisar reportes de crédito de manera frecuente.

9.- Procurar tener siempre a la vista la tarjeta de crédito o débito.

10.- No utilizar equipos públicos para realizar movimientos bancarios o de compras por internet. La información puede quedar grabada en ellos con el uso de un software maligno.

Además de dichas acciones preventivas, el Instituto aconseja denunciar el robo de identidad ante las procuradurías estatales, Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente.

Para que la ciudadanía se oriente y asesore sobre el derecho de protección de datos personales, el INAI pone a su disposición el Centro de Atención a la Sociedad (CAS) y el teléfono gratuito Telinai  01 800 8354324.

Vía: Proceso

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas