ipensamos

La producción, tráfico y consumo de drogas es ya un problema grave que requiere la atención especial de todos los países del mundo.

En América Latina, los indicadores registran que el 45% de los adictos se concentra en ésta región, la mitad a la heroína y la cuarta parte a la marihuana.

Ahora se pretende sustituir las penas de cárcel para los adictos por un tratamiento controlado, al considerar al consumidor como un enfermo crónico que no debe ser castigado.

Sin embargo, ¿qué hacer con los que trafican la droga? Porque ese negocio ilegal que mueve $151 mil millones de dólares al año, provoca en su comercio la extorsión, el secuestro, el tráfico de armas, la trata de personas, el lavado de activos y hasta el tráfico de órganos humanos.

Serio problema que no encuentra una solución fácil, ni un método escrito que señale el camino correcto.

Los esfuerzos de los gobiernos deben conjuntarse para actuar unidos con propósitos firmes y estrategias consensuadas, de lo contrario los recursos financieros destinados a ese propósito serán insuficientes, y porqué no decirlo, serán perdidos en el inmenso mar del narcotráfico.

¿i tú, que piensas?

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas