SE ASOMA LA REPRESIÓN

Después de una campaña política con gran entusiasmo, reuniones masivas, discursos repletos de optimismo, se llega a una jornada electoral poco participativa pero complaciente para millones de mexicanos que emitieron su voto por los candidatos contendientes, triunfando Enrique Peña Nieto del PRI, aquel mes de Julio del año 2012.

Inconformidades, denuncias, señalamientos agudos al que triunfó por parte de la oposición, no impidió una toma del poder y el ejercicio de la Autoridad como lo establece la Constitución Política de México.

Enrique Peña Nieto, inició su gobierno con propuestas, acuerdos y pactos que le auguraban un primer año de miel y hojuelas.  Sin embargo, se encontró con una realidad que no checaba con el discurso; los Estados y Municipios al borde de la quiebra financiera y una corrupción poco vista o conocida, de altos niveles que involucraba a Gobernadores y Presidentes Municipales rateros.

También encontró un Sector Educativo maniatado por el SNTE, donde poco podía hacerse si no se concertaba con su dueña Elba Esther Gordillo.  Además, se dio cuenta que en el Sector Salud, las dos Instituciones pilares como el ISSSTE e IMSS están en  quiebra y poco falta para su liquidación.

Y así se pueden enumerar un sinfín de realidades que opacaron el buen optimismo de hacer de México, el País de la gran esperanza.

A 9 meses de su Gobierno y en la puerta del primer informe, el ambiente político es preocupante por las manifestaciones de los integrantes de la CNTE, maestros inconformes con la REFORMA EDUCATIVA, los policías comunitarios en los Estados de Michoacán y Guerrero, en la economía un desplome en el crecimiento con más desempleo, y baja inversión.

Además, con una inconformidad social por la propuesta de REFORMA ENERGÉTICA que amplía la participación del sector privado, nacional y extranjero en PEMEX.  Y para no desentonar con este ambiente, aparecen los libros de texto gratuito con errores y la ausencia de lap-top (computadoras individuales), que se prometieron y no llegaron.

Nueve meses de gobierno, de pocos avances reales, el parto del primero de Septiembre esperamos que no sea doloroso por la represión que se asoma para desarticular a quien piensa que la violencia es el camino para triunfar.

Recordemos a Mahatma Gandhi: “NO HAY CAMINO PARA LA PAZ, LA PAZ ES EL CAMINO”.

 

¿i tú, que piensas?

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas