UNIVERSIDAD ENORME, AUTORIDADES PEQUEÑAS

Crecer en infraestructura, ampliar la cobertura de atención estudiantil y elevar el nivel académico con catedráticos calificados, es una tarea de primer nivel, que ha llevado a la Universidad de Colima, a escalar peldaños de reconocimiento en diversas disciplinas o carreras, tanto a nivel nacional como en Organismos Internacionales.
Rectores visionarios, con actitudes dictatoriales, formaron un ambiente académico y de estabilidad laboral que les permitió crecer, obtener inversión federal y estatal para consolidar una Alma Mater con presencia regional y calidad educativa.
En los últimos años, el fantasma de la inestabilidad recorre los campus universitarios, primero los problemas de la dirigencia de la FEC, después el ya famoso FOSAP y ahora la denuncia de la dirigencia estudiantil por conducto de su presidente al señalar, que en el proceso de admisión de los aspirantes a cursar una carrera académica hubo una serie de irregularidades, enfatizando también que los cursos propedéuticos fueron un instrumento de evaluación implementado por la Universidad de Colima de manera improvisada, impactando tales situaciones en los 1338 aspirantes que fueron rechazados.
Denuncia directa y de gran valía hecha por Héctor Magaña Lara, presidente de la FEC, la cual se viene a sumar a las declaraciones contundentes del líder del SUTUC Leonardo Gutiérrez, cuando señala que al parecer la administración de la Universidad no la lleva el Rector ya que recae en otros funcionarios.
Si la estructura de la Institución de Educación Superior la integran estudiantes y catedráticos principalmente y los dos denuncian irregularidades, en el quehacer universitario, se deberá atender esas voces a tiempo y evitar que la política académica no la rija la improvisación ni la ausencia de autoridad.
La Universidad de Colima por sus dimensiones y su importancia en el Estado posee un gran valor académico inscrito en su ley orgánica.
El Consejo Universitario paritario, deberá tomar cartas en los asuntos y hacer valer que la gran fortaleza de la Universidad reside primordialmente en la congruencia de sus funciones y en la estabilidad académica que la caracteriza.

¿i tú, que piensas?

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas