ENLACE MANZANILLO: Buenos deseos

Gabriela Benavides CobosPor Javier Montes Camarena.

La grandeza nunca es un regalo; debe ganarse. (Barack Obama)

Déjenme decirles que concluido el triunfo electoral del pasado 7 de junio de la alcaldesa electa Gabriela Benavides Cobos, y habiéndosele entregado su constancia de mayoría la ocasión invita a voltear y levantar la vista. Mirar ahí donde la ciudadanía mostró músculo y, más allá de la dimensión de su victoria, se reivindicó la posibilidad de realizar (suma de imaginar y concretar) un destino exitoso para Manzanillo.

Es preciso rescatar las hazañas de los porteños desarrolladas con su voto en función del interés público. Destacar los esfuerzos de movimientos, organizaciones o personalidades revestidos de tenacidad, coraje y voluntad para darle continuidad a las acciones municipales de interés para la sociedad manzanillense.

En esa fuerza ciudadana, aún incipiente y desarticulada, radica la posibilidad de reponer la esperanza en el desarrollo, la democracia y el Estado de Derecho. Esa acción ciudadana logró la victoria de una mujer inteligente y honesta que llegará a Juárez 100 con el respaldo social de la mayoría de los porteños. Como quiera o “haiga sido como haiga sido” la acción de esas personalidades, grupos, equipos y ciudadanos el triunfo de Gaby Benavides es lo más rescatable de la jornada electoral.

Cierto, si bien cada arranque de trienio la esperanza brilla de nuevo, esta vez el pabilo de esa luz debe mantenerse encendido y evitar que se apague al paso del tiempo y así darle a Manzanillo la perspectiva de gran desarrollo que la ciudad requiere para consolidarse como el puerto más importante del pacífico mexicano y, eso lo sabe Gaby Benavides.

Parte del desafío de la nueva administración municipal por arribar es, precisamente la urgencia fundamental de reorganizar las tareas de la seguridad pública, por eso la convocatoria a emprender es profesionalizar los mandos policíacos municipales cambiándole las ruedas al ferrocarril en marcha sin perder velocidad en la ruta. Sin duda es un buen deseo hacia el cumplimiento de las peticiones en campaña.

Gaby Benavides debe rediseñar y articular la política interior y la de seguridad, se debe dar un paso en firme para consolidar lo correcto y corregir los errores que pudieran existir y, así evitar que la dirección de Seguridad Pública se convierta en la ventanilla destinada a turnar solo asuntos que, por su desatención no puede atender.

Es de desear que los servicios públicos municipales prosperen en una nueva dinámica que nos permita no sólo hacer más eficientes los servicios de recolección de basura sino evitar que el ciudadano colabore no ensuciando la ciudad, el ejercicio de un entorno limpio debe congregar fines y medios, sustancia e instrumentos que exigen el cumplimiento de la ley y de actitudes ciudadanas.

Las propuestas de la alcaldesa electa reconoce la urgencia y la importancia de reestructurar el gobierno municipal para instrumentar la respuesta a la antipolítica y la atención a la gente como prioridad de gobierno y, así, sobreponer el ejercicio del poder a la rutina del no poder y darle un plus extra a la nueva administración municipal como tal y no como turno para administrar problemas.

Es deseable que la política abierta que desea implementar Gaby Benavides conduzca a Manzanillo a mejores estadios de bienestar. En el logro de este propósito se juega la posibilidad de contar con un gobierno municipal eficiente, honesto y cumplidor qué, dé inicio, ponga los cimientos donde asentar los pilares para construir un mejor futuro para Manzanillo.

Los deseos se cumplirán porque Gabriela Benavides es una mujer política luminosa, es una activista social efectiva en la gestión pública, honesta y respetable y, esas credenciales son sus mejores cartas para representar a la comunidad manzanillense quienes esperan mucho de ella.

El desafío de Gabriela Benavides Cobos es enorme, del mismo tamaño de quienes la quieren ver fracasar y, del mismo tamaño que el de la ciudadanía porteña que, conociendo los vicios de la oposición, no puede ni debe quedarse con los brazos cruzados, al contrario, su esfuerzo debe ser doblemente esperanzador como el retoño de una esperanza.

¡Que le vaya bien son los deseos de los manzanillenses que le dieron el triunfo!

Ahí se ven.

Enlacitos:

Devaluados: en su desesperación por apuntalar el triunfo en veremos del “asquitos” Nacho Peralta, la Gobernadora madre va “obligando” a percudidos empresarios- dirigentes de la Coparmex porteña ligados a la corrupción pública a ofrecer su apoyo incondicional cuando todo mundo sabe de las ligas mafiosas del tal Alejandro de Alba con el corrupto ex alcalde Nabor Ochoa López. No me defiendas compadre.

Agarran a un pendejo y hasta que se lo acaban (popular): Eso está pasando con el todavía narcogobernador Mario Anguiano Moreno a quien sus “amiguitos” del otro PRI lo acusan de traidor, ratero, sinvergüenza, ladrón, corrupto y hasta de homosexual. Pobre, no se midieron los priistas amigos de Nacho Peralta quienes lo hacen responsable de la estrepitosa ruindad del PRI de Colima. Ver para creer. Lo dicho, los priistas entre ellos se despedazan.

Me puedes leer en: ipuntocom.mx = portalzlo.com = prensanoticias.com = digitalnoticias.mx = elobservadornoticias.com

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas