DESDE LA CURUL 26

Juan Ramon NegretePor Juan Ramón Negrete Jiménez.

GANAR EN LA MESA

A partir del pasado miércoles 17, es cuando realmente ha iniciado la lucha por la gubernatura del estado, con la impugnación interpuesta por el Partido Acción Nacional, en contra de los resultados del cómputo en cada uno de los diez municipios y el estatal, el blanquiazul está tratando de sorprender a los árbitros, recurriendo a lo que a lo largo de los meses de marzo, abril, mayo y hasta el día de la elección hizo, marrullerías y tratando de aprovechar los resquicios legales que tiene la Ley Electoral, para tratar de colarse por ahí.

Jorge Luis Preciado, su dirigencia nacional y la estatal, así como su círculo más cercano, saben con toda certeza que la voluntad de los colimenses no les favoreció, sin embargo, nunca como ahora, hay que decirlo, habían visto la orilla tan cercana y es lo que les duele.

En otras ocasiones he dicho que quien fue el candidato del PAN a la gubernatura, es un costal de mañas, operador de un sinfín de procesos electorales en muchas entidades de la República, conoce todas las mapachadas existentes, y que ahora como Senador de la República, vivió de cerca la aprobación de la Ley General de Instituciones y Procesos Electorales, que es la primera ocasión que se aplica.

Sabe, porque estuvo en las mesas de discusión, cuáles son los puntos débiles y por donde puede atacar, en eso les lleva ventaja a sus opositores, que sin bien conocen la LEGIPE, no estuvieron al momento de las discusiones, ni tampoco saben lo que opinaron cada instituto político antes de aprobar este ordenamiento.

Así Jorge Luis Preciado trata de sacar raja de una ley que conoce bien…

El panista es a lo que le apostó, al conflicto postelectoral, por eso toda la campaña estuvo provocando… entregó tarjetas de cartón engañando a la gente con que les daría apoyos, y que sirvieron para coaccionar a los electores; gastó carretadas de dinero en propaganda, espectaculares, máscaras (que éstas más bien fue parte del negocio, ya que esas las vendían durante las funciones de lucha libre).

Un día sí y otro también publicó a plana entera, eventos de él o de los otros candidatos de su partido; un día sí y otro también, convocó a ruedas de prensa (y ahora tiene el descaro de afirmar que hubo parcialidad de los medios a favor del candidato que lo derrotó a pesar de sus marrullerías).

Cuando vio que la voluntad de los colimenses no lo benefició, se fue contra todos, contra los reporteros, acusándonos de parciales, cuando fue al que más se le cubrieron las ruedas de prensa, que si no las supo capitalizar, ese es su problema, no el nuestro, porque ¿cuántas veces dejó colgados a los medios?, ¿cuántas veces no se dignó a acudir a las ruedas de prensa a pesar de que diario decir que era con el candidato y que daría a conocer información “muy importante”?, y quienes daban la rueda de prensa fueron su vocero o su coordinador de campaña.

Sin embargo tuvo el descaro de incluir en el juicio “madre”, como una de las causales para solicitar la nulidad de la elección, la “parcialidad” de los medios a favor del candidato vencedor.

Jorge Luis, trató de ganar terreno ante los medios nacionales, señalando la contundencia de sus pruebas, las cuales ya le están quedando al descubierto de que muchas de ellas son pruebas “patito”.

Cuando entregaron los once recursos de inconformidad, incluido el “juicio madre”, trató de llamar la atención al llegar con cajas y cajas, que fueron más bien para las fotos, más que por la efectividad de las mismas.

LOS VOTOS ZOMBIES

De las once cajas con las que llegó (dicen sus abogados que fueron 16), siete contenían los periódicos de Ecos de la Costa, Diario de Colima, El Mundo desde Colima y El Noticiero, a quienes acusa de parciales y de haber privilegiado la información del candidato que le ganó en las urnas.

El abanderado panista trata de culpar a los medios de comunicación, de su derrota cuando durante la campaña se la pasó golpeando físicamente e insultando a los representantes de los medios de comunicación, léase reporteros, incluso mujeres que vinieron a la entidad a cubrir el proceso electoral.

Dos cajas más contenían una docena o menos de mochilas de color verde, de las que dicen que repartió el PVEM en Villa de Álvarez, que bien pudo haber mandado hacer el mismo Jorge Luis, y que como dicen los abogados, suponiendo sin conceder, que efectivamente las haya entregado el PVEM ¿quién certificó, o quien dio fe, de que la entrega se hizo durante esta campaña electoral?

Pero sin duda, donde de plano se voló la barda, fue al tratar de sorprender y declarar que habían votado al menos 16 personas fallecidas y más de un centenar de personas que se encuentran radicando fuera del territorio nacional.

No tengo ninguna duda de que él sabe cómo aplicar eso, sobre todo en entidades donde él ha estado como “mapache” operando las campañas de Acción Nacional, en Nayarit, Oaxaca, Puebla, por citar algunas, pero aquí en Colima, solo él y sus abogados, además de su círculo más cercano se creyeron esta vacilada.

Quienes estuvieron en Ixtlahuacán, nadie recuerda haber observado zombis votando, y si en la imaginación de Jorge Luis Preciado existieron, quién dice que no salieron a votar por él, con eso de que como él lo dijo “yo vengo desde más abajo, de los de abajo, ¡vengo de ultratumba!”, con eso de que se sentía el rey Midas repartiendo dinero que ni de él era, quién puede asegurar que no “maiceó” a esos zombis para que fueran a votar por él.

Y ¿sabe que es lo peor?, que a pesar de que tiene la certeza que eso no se apega a la verdad, él de veras cree que sí sucedió, igual cuando sin ninguna prueba, él dice que hay declaraciones ante notario público que dio fe de que se permitió votar a personas migrantes, es decir, que están fuera del territorio nacional.

Eso solo puede demostrar una cosa, está desquiciado por no haber alcanzado su propósito… al principio de la campaña él tenía la certeza de que era el nacido para perder, sin embargo gracias a la campaña mediática que impulsó, aunque hoy reniegue de los medios, logró posicionarse sobre todo entre la gente que lo veía como el “Pancho pistolas”, o “el vengador del futuro”, y lo peor es que se enganchó y se la creyó, por eso ahora no quiere aceptar la realidad.

Por eso ante la serie de mentiras, no tuvo que ir lejos por la respuesta Rogelio Rueda Sánchez, vocero del candidato triunfador, mostró él sí, papelitos para desmentir los dichos de los abogados panistas y del candidato albiazul y afirmar que el PAN y su candidato perdedor, falsificaron documentos y prefabricaron pruebas tratando de engañar a los magistrados electorales.

El priísta comentó que el expediente presentado por los panistas ante el TEE, mencionan a una persona con el nombre de Javier Márquez Alcaraz, como uno de los fallecidos que habían votado, sin embargo dicho nombre no aparece en la lista nominal de Ixtlahuacán donde se dice votó, aclaró el priísta.

Uno a uno, Rogelio Rueda, desmintió lo dicho por los panistas, y fue más allá al acusarlos de haber prefabricado, las supuestas pruebas que entregaron en el Tribunal Electoral

RECORDAR EL 2003

No debe sorprender la manera de actuar de los panistas, que andan tan desesperados tratando de apoderarse del poder, que primero apelaron al voto útil, como nadie de los otros partidos y candidatos les siguió el juego, ni los “peló”, después trataron de crear confusión entre la gente diciendo que el PRI no ganó la elección.

No es nuevo que los panistas o dicen medias verdades o mentiras completas, si bien es cierto que el PRI, por sí solo sacó menor cantidad de votos que el PAN, también es cierto que su candidato José Ignacio Peralta Sánchez, ganó las elecciones del domingo 7 de junio y en consecuencia será el próximo gobernador por decisión de los colimenses, porque el PRI no iba solo en este proceso, iba en coalición con el Partido Verde Ecologista de México y el Partido Nueva Alianza, y eso lo sabe perfectamente Jorge Luis Preciado, sus abogados y su partido y unidos los tres, sacaron mayor número de sufragios ¿o no sabrán sumar?

¡Ah!, pero de lo que se trata es de armar el alboroto…

Si dicen que José Ignacio Peralta, ganó por 503 votos, por menos que hubiera sido, por un voto incluso más que Jorge Luis Preciado, eso hubiera bastado para declararlo candidato triunfador.

Pero le decía, lo que están haciendo los panistas no es nada nuevo, basta recordar aquella elección extraordinaria de 2003, cuando Gustavo Alberto Vázquez Montes, derrotó en dos ocasiones primero al PAN solo, y después a la dupla de PAN-PRD, que en la elección extraordinaria contaron con el apoyo decidido de quien era la presidenta del Tribunal Electoral del Estado, María Elena Adriana Ruiz Visfocri.

En aquél mes de diciembre, que para mayor coincidencia, la elección también fue un domingo 7, los panistas trataron de ganar en la mesa un triunfo claro, contundente e inobjetable del abanderado priísta, ¡ah!, pero tenían de aliada a la Magistrada Presidenta del Tribunal Electoral, que no tuvo empacho en incurrir en actos que afectaron su imparcialidad, su profesionalismo y su objetividad, y que mediante engaños cambió partes de un proyecto de resolución que no había sido aprobado por los integrantes del citado tribunal estatal.

Eso no lo digo yo, lo afirmó la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en la sentencia emitida el 30 de diciembre de 2003, al resolver el expediente SUP-JRC 548/2003 y sus acumulados SUP-JRC-551/2003 y SUP-JRC-552/2003, donde el órgano jurisdiccional determinó la carencia de eficacia jurídica de la sentencia alterada por María Elena Adriana Ruiz Visfocri, en su carácter de magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Estado.

En aquella ocasión, en la elección extraordinaria realizada el 7 en diciembre en la que Gustavo Alberto Vázquez Montes, derrotó a la alianza PAN-PRD, que había postulado al ahora flamante presidente del comité municipal Colima del PAN, Antonio Morales de la Peña, María Elena Adriana Ruiz Visfocri, en la sesión del 22 de diciembre de 2003, quiso anular los votos de todas las casillas instaladas en el municipio de Tecomán.

Y es que Gustavo Vázquez sacó tal diferencia en lo que fue su municipio, que Ruiz Visfocri, anulando los votos de todas las casillas, revertía el triunfo a favor del candidato panista, e incluso aquella ocasión la presidenta del TEE, sin ningún empacho y sin recato alguno, declaró ganador de la elección de gobernador al panista, intento que al final fue impedido por la Sala Superior del Tribunal Electoral, que al final la exhibió por su falta de profesionalismo.

Hoy en 2015, nuevamente el PAN trata de lograr lo mismo, ganar en la mesa, que se anule la elección en el municipio de Ixtlahuacán, que le da una ventaja de mil 232 votos al priísta José Ignacio Peralta Sánchez, y en consecuencia eso revertiría las tendencias y favorecería al panista.

En fin, esto apenas inicia, si quiere que le diga algo, el Tribunal Electoral del Estado, va a declarar infundados los once juicios de inconformidad interpuestos por Acción Nacional, y lo hará porque no les asiste la razón, el 7 de junio, los votos cayeron y los votos se contaron, hasta mal se ven reclamando algo que en las casillas no hicieron los representantes del PAN y del candidato.

Ahora, la resolución que dictará el TEE dará pie para que recurran a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que es lo que en realidad quiere Jorge Luis.

Y es lo que persigue, porque el panista considera que tiene mayores ventajas allá, con los magistrados federales, quienes lo conocen por el tiempo que estuvo al frente de la coordinación de la bancada del PAN en el Senado.

Allá Jorge Luis, sí puede sorprender a los magistrados y a los medios de comunicación y pasarla diciendo mentiras, como de que los zombis definieron la elección, acá ya lo conocemos, pero como le digo, esto apenas inicia.

PARA CONCLUIR

Una vez que este sábado el consejo general del Instituto Electoral del Estado sesionó para realizar los cómputos distritales respecto a los distritos que se conforman con territorio de dos municipios de la elección de diputados de mayoría relativa, ahora lo que sigue es que este lunes el mismo consejo general verificará el cumplimiento de los requisitos de elegibilidad de los candidatos, la declaratoria de validez de la elección y entrega de la constancia de mayoría a los candidatos triunfadores de la elección de diputados de mayoría.

Ya la siguiente semana, el lunes 28, el consejo general del Instituto Electoral, expedirá las constancias de asignación de diputados de representación proporcional y entregará a cada uno de los candidatos a quienes no se haya entregado constancia de asignación, una donde se exprese el orden de prelación conforme aparecieron en la lista de registro de diputados por dicho principio, pero de eso le abundará “Desde la Curul 26”, en la siguiente entrega, le anticipo que podría haber algunas sorpresas, esté al pendiente, nos vamos a seguir divirtiendo.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas

1 Comentario

  1. Adán Mendoza Montes

    Amigo Juan Ramón Negrete, los recursos de la impugnación, también le pueden servir a los priístas, tal como creo lo están haciendo al recurrir al Tribunal Electoral del estado, junto con sus satélites del VERDE y del PANAL.Ya sabemos, gracias a tu información, que el TEE, dará carpetazo o negará los recursos legales de la impugnación, a los panistas; ya que, además de estar en el centro de influencia estatal, aunado a la incondicional presencia del Presidente de dicho organismo, pues, se entiende (y me refiero no a todos los habitantes del estado sino a los que, incluso, como es mi caso, no haber votado por el candidato del PAN, JORGE LUIS PRECIADO RODRÍGUEZ); el sentido de la resolución que estará emitiendo el citado organismo. Ahora bien, si en el Tribunal Electoral de Poder Judicial de la Federación, se diera el caso, como señalas, de que se le pudiera beneficiar al senador, por el trato constante con los miembros del poder judicial (en el aspecto electoral), donde cabe el supuesto, por tu dicho, de que el ahora ex subsecretario de Comunicaciones y Transportes, JOSÉ IGNACIO PERALTA SÁNCHEZ, haya pasado de noche, en su desempeño en el gobierno federal, ¿estaríamos, es pregunta (no sólo en el estado de Colima y sus habitantes, sino de todo el país, México), viviendo (y viendo), la presunción de la torcedura de la ley, por parte de los Magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.? ¿No entendiste que si tú, amigo, presupones que aquí, los miembros del Tribunal Electoral del estado “resolverán” a favor del PRI, por la inconsistencia de las pruebas entregadas por los impugnadores
    panistas; y, allá, se diera en sentido contrario, en alguno de los dos tribunales, se estaría violando la ley.? No es nada más por criticar; amigo, sino, en todo caso, aportar algunos elementos para que la gente, que piense que hay algo torcido, con tu columna de “CURUL 26”, lo destuerzan.,Saludos a todos desde Comala.

Los comentarios están cerrados