Esquirlas de Libertad: Los Mapaches

Libertad-a-los-presos-politicos-mapachesPor Manuel Agustín Trujillo Gutiérrez.

Se les llama mapaches porque actuaban de noche, en la oscuridad, escondidos para que nadie los viera, aunque también lo hacían y lo hacen de día. -Manuel Huerta Ladrón de Guevara, político mexicano.

Hace ya algún tiempo tuve la oportunidad de encontrarme con un par de amenas lecturas, una de Ernesto Barragán y otra de Imelda García, ambas sobre el mapacheje electoral. Por lo mismo me di a la tarea de retomar de ambos textos los mapaches electorales más comunes. Esto debido a que gran parte de la ciudadanía tendrá responsabilidades electorales este 7 de junio y deberá estar prevenida para defender a cabalidad la legalidad del proceso electoral, para que así cada uno de nuestros sufragios cuente. Ahora bien:

Mapache acarreador: este mapache es uno de los más comunes. Su función es aglutinar decenas de personas y llevarlas a las urnas a votar por el candidato que paga este “servicio”. Generalmente la transportación se hace por medio de camión, aunque recientemente se ha visto la modalidad taxi. En el trayecto se les da comida, bebida y, se les promete que al regreso, en el trayecto a sus lugares de origen, se les entregará una despensa, vales de cualquier tipo o inclusive dinero en efectivo a cambio de su voto.

Cibermapache: a este mapache se le culpa del supuesto fraude electoral de 1988. Este mapache es el encargado de las famosas caídas del sistema, que a su vez aprovecha dichas caídas para modificar los números de las elecciones por medio de la tecnología.

Mapache matemático: este mapache es un mapache flojo pero que le gusta jugar con los números. La función de este mapache es evitar la fatiga de embarazar las urnas, así que opta por modificar los resultados directamente en las actas. Sin embargo, si alguien decide revisar los paquetes, la pifia falla, es por eso que este mapache casi siempre se alía del mapache pirómano.

Mapache pirómano: este mapache gusta del fuego. Actúa por lo regular en dos circunstancias, cuando el mapache matemático está trabajando y/o cuando ven que la elección está perdida. El mapache pirómano asalta las instalaciones y quema todo a su paso, boletas, urnas, listas nominales, actas, casillas y lo que se atraviese.

Mapache actor: este mapache utiliza la actuación para lograrse unos centavos. Su función es fingir de tener alguna discapacidad para poder ser acompañado por otro mapache para que le “ayude” a emitir su sufragio.

Mapache sociable: este mapache trabaja en grupo en las casillas especiales. Trabaja aglutinando a un grupo de mapaches afines a un candidato para ser mayoría en las casillas especiales; se aprovechan de que estas no cuentan con una lista nominal.

Mapache dadivoso: este mapache es aparentemente un buen samaritano. Su actuar es altruista, ya que invita a comer a los representantes de los demás partidos. Mientras los demás comen, el partido que se queda aprovecha para cometer cualquier fechoría.

Mapaches repetidores: este mapache gusta de votar varias veces, obviamente por el mismo candidato. Su labor es ir a votar a su casilla y posteriormente visitar otras casillas para votar nuevamente en toda la que se deje.

Mapache cambista: este mapache deambula a las afueras de las casillas electorales y está a la expectativa de electores que quieran vender su voto. Este mapache siempre trae consigo una boleta ya marcada a favor de su candidato, dicha boleta se la entrega al ciudadano que le vende su voto. El ciudadano ingresa a la casilla, toma la boleta que le entregan, la guarda y deposita la boleta marcada en la urna. Posteriormente abandona la casilla y le entrega al mapache cambista la boleta en blanco a cambio del monto acordado; el mapache marca la nueva boleta en blanco y espera a otro nuevo incauto para repetir el procedimiento.

Mapache internacional: este mapache es un luchador social a favor de los derechos de los mexicanos en el extranjero. Exige reformas electorales para permitir que los mexicanos en el extranjero voten. La intención es que los mexicanos en el extranjero hagan que votan y los de acá hagan como que respetan el voto.

Mapache comprador: este mapache gusta de coleccionar credenciales de elector de otros ciudadanos. Cuando este mapache sabe que los ciudadanos no van a votar por su candidato, aplica la filosofía de “si no está conmigo que no esté con nadie”. Así pues, por medio de dinero o despensas trata de comprar credenciales electorales para evitar que los propietarios de estas voten por la competencia.

Mapache enamorado: este mapache gusta de enamorar políticos. El mapache enamorado –sin importar el estado civil del político- enamora políticos con poder para llevarlos a la cama o al matrimonio. Posteriormente trata de convencerlos de que los postulen como candidatos a un puesto de elección popular o por la vía plurinominal.

Mapache corruptor: este mapache se mueve en las altas esferas de los funcionarios de casilla. Este mapache gusta de comprar a los funcionarios de casilla para que estos apoyen y le permitan al mapache corruptor hacer sus triquiñuelas.

Mapache mensajero: cuando este mapache se da cuenta que los simpatizantes de su candidato no han ido a votar, no escatima en mensajes para recordar a sus simpatizantes que tienen que ir a efectuar su sufragio.

Mapache zombi: este mapache es un mapache tipo legendario. Cuenta la leyenda que en la lista nominal vienen ciudadanos ya fallecidos, pero debido a sucesos paranormales que aún no han podido ser explicados, los muertos votan.

Mapache religioso: este mapache es ministro de algún culto religioso. Por razones desconocidas, este mapache hace más misas el día de la justa electoral que cualquier otro día. Claro, sin olvidar dar en cada misa el mensaje a sus feligreses de que voten por el candidato con el que este mapache o su fe simpatizan.

Mapache rata: este híbrido de mapache gusta del hurto. El mapache rata gusta de robar paquetes electorales de distintas casillas para posteriormente concentrarlas en un solo punto donde otros mapaches proceden a embarazarlas.

Mapache altruista: este mapache es muy dadivoso y caritativo. El mapache altruista se aprovecha de la necesidad de las personas para entregar láminas, despensas o cualquier necesidad básica a los electores a cambio del voto a favor de su candidato.

Mapache precoz: este mapache gusta de las artes amatorias pero con las urnas. Su función es inseminar las urnas previamente robadas con cuantos votos quieran a favor de su candidato. No importa si es antes, durante o después de la jornada electoral, la intención es que al momento del parto gane su candidato.

Mapache nacionalista: este mapache trabaja en grupos numerosos, es altamente patriótico, les encanta votar y viajar el día de las elecciones. Gusta de acompañarse de grupos de cientos o miles de mapaches nacionalistas, que previo a que otro estado distinto al que ellos viven va a tener elecciones, deciden ir a registrarse en dicho estado para incrementar el padrón electoral y así votar a favor de su partido. Votan en todo México, si los dejan.

Mapache terrorista: este mapache gusta de inculcar el terror en los ciudadanos. El mapache terrorista suele vincularse a crimen organizado, su actuar puede efectuarse en varias vías, amenazar a pequeñas comunidades o rancherías a que voten a favor de un candidato, amenazar para que ningún poblador de oposición salga a votar, quemar instalaciones de oposición o –si la elección se les está yendo de las manos- violentar o asesinar a candidatos, coordinadores o activistas de oposición para así evitar su triunfo por las malas.

Mapache engañabobos: este mapache gusta de engañar a los ilusos. Su trabajo consiste en confundir al electorado con frases como “el verde y el rojo son lo mismo”, “si no te gusta ese candidato táchalo”, “si no te gusta tal partido píntale un miembro masculino arriba del logo de su partido” o “si no te gusta el candidato escríbele una grosería encima”.

Mapache anulador: este mapache suele ser quien cuenta los sufragios. Por medio de un anillo que contiene una punta de grafito, tacha algunas boletas que está contando para que estas sean anuladas. Lo puede hacer tanto para que gane su candidato o como para que pierda; pues hay distritos que se tienen que perder para que lleguen sus plurinominales.

Mapache víctima: este mapache es multifacético. Se viste con playeras de oposición para agredir a sus propios simpatizantes, fabrican propaganda electoral en contra de su propio partido y hasta tachan boletas a favor de oposición. Todo con el fin de denunciar a la oposición de cometer dichos crímenes y así victimizarse. Suele actuar antes de la contienda.

Mapache boicoteador: este mapache es una nueva especie. El mapache boicoteador nace en los estados donde los partidos en el poder –casi siempre de izquierda- tienen pérdida la elección en todas las encuestas. Con tal de conservar los bastiones, estos mapaches hacen hasta lo imposible para tratar de evitar que se efectúen las elecciones y así no perder.

Este domingo hay que tener los ojos abiertos. ¿Qué otros mapaches conoces? (@TruGMA)

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas