Notarios públicos, ‘los otros ojos’ que cuidarán la elección

notarios
Héctor Galeano (en la imagen) y Lorenzo Córdova firmaron el 7 de mayo un convenio de trabajo entre el Colegio del Notariado Mexicano y el INE.

*Con la facultad de dar fe de legalidad de los resultados, los notarios fueron incluidos en el proceso por la Reforma Electoral de 2014.

Como cada proceso electoral, notarios públicos darán fe de que los comicios se celebraron conforme a la ley, aunque en 2015 sus funciones se han incrementado.

En esta ocasión, deberán trabajar de la mano con la nueva Oficialía del Instituto Nacional Electoral (INE), y la labor que hagan con esa instancia podrá fungir como una prueba para impugnar un resultado electoral, según explicó a CNNMéxico el abogado Héctor Galeano Inclán, presidente del Colegio del Notariado Mexicano.

Los fedatarios han participado en las elecciones desde que existía el Instituto Federal Electoral (IFE) y ahora el INE.

Dentro de las funciones de los notarios están: acreditar que se haya instalado la casilla electoral, la integración de sus funcionarios, y avalar que los comicios se desarrollaron en orden y de acuerdo con las leyes electorales.

En 2014, con la publicación de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, se creó la Oficialía del INE, que tiene como principal función “recabar elementos probatorios de actos o hechos nocivos para el proceso electoral”, que podrán ser utilizados en un procedimiento investigador.

“El papel que tenemos los notarios para estas elecciones no solo se adecua a nuestra participación habitual durante los sufragios, ahora tenemos como responsabilidad asesorar al personal de la Oficialía Electoral sobre la práctica y los principios de la función de fe pública”, indicó Galeano Inclán.

Para el presidente del Colegio del Notariado Mexicano, la instauración del organismo dependiente del INE es un avance para dar legalidad, transparencia y credibilidad al proceso electoral, ya que lo primero que suele cuestionarse son los resultados.

“Cuando empiezan a aplicarse las leyes comienzan los ajustes, que van regulando materias que no se previeron legislativamente, así que de aquí originarán nuevas aplicaciones ante un mundo vertiginosamente ágil”, indicó.

Cuando un notario público acredita que las elecciones fueron celebradas según las leyes electorales, el certificado que emite el fedatario puede servir como una prueba ante una impugnación de una elección, ya que es un documento legal en el que se avala que los resultados no están inflados, manipulados, ni coaccionados.

Para Héctor Galeano, “el notario le sirve a la sociedad en general, puesto que atiende a cuanta persona necesite y cumpla con normatividad”.

El 7 de mayo de pasado el Colegio Nacional del Notariado Mexicano firmó un acuerdo con el INE, con la finalidad de facilitar la colaboración del notariado en el proceso electoral, y definir formas específicas de participación acordes a las nuevas disposiciones en materia político-electoral.

Con información de CNN México.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas