Unifica criterios Sector Salud para buen manejo de chikungunya

Unifica criteriosCon el fin de unificar criterios generales en torno al manejo clínico de la fiebre por chikungunya y evitar complicaciones, se proporciona al personal médico y epidemiólogos de las diferentes instituciones del Sector Salud los conocimientos de los manuales y normatividad sobre el manejo clínico y epidemiológico de este padecimiento.

En el primer curso de este tipo que se imparte en el estado, el cual se otorgó este martes 26 de mayo en Manzanillo, en el Instituto de Oceanografía de la Secretaría de Marina, y este miércoles 27 de mayo se impartirá en Colima, en el Hospital Regional Universitario, se da conocer al personal de salud la importancia y trascendencia del buen manejo clínico de los casos de este padecimiento.

En esta capacitación, en la que también participa personal de Vectores, se abordan los temas: Antecedentes y panorama epidemiológico de dengue y chikungunya; actividades del control del vector (vigilancia, entomología y control integral del vector); cuadro clínico, diagnóstico y tratamiento (manifestaciones clínicas y tratamiento de chik), y vigilancia epidemiológica (definiciones operacionales de ambos padecimientos).

También se analiza el diagnóstico y vigilancia por laboratorio (conocer los tipos de pruebas, toma de muestras, conservación y proceso); diagnóstico oportuno y manejo clínico (taller de casos clínico de la fiebre por chikungunya) y acciones de Promoción de la Salud de ambas enfermedades.

La Secretaría de Salud mencionó que el chikungunya puede causar enfermedad aguda, subaguda y crónica. La aguda se caracteriza por inicio súbito de fiebre alta (típicamente superior a 39 grados) y dolor articular severo, aunque se pueden incluir otros signos y síntomas como dolores de cabeza, de espalda difuso y muscular, inflamación y rigidez de más de 4 articulaciones (poliartritis), alteración de la piel (rash), nauseas, vómitos y conjuntivitis.

Recordó que para prevenir ambas enfermedades, la población y los ayuntamientos pueden realizar acciones de saneamiento básico o limpieza en las viviendas y sus entornos para evitar o eliminar los criaderos del mosco transmisor. También, la sociedad puede realizar las sencillas medidas de lava, tapa, voltea y tira los recipientes que pueden almacenar agua en patios y azoteas.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas