TAREA PÚBLICA: Indira es opción

indira1Por Carlos Orozco Galeana.

A medida que avanza la competencia electoral, se aclara el panorama para un buen número de competidores, y se supone que podrían darse algunas sorpresas como ocurre siempre en todas las elecciones. Los candidatos han usado un sinfín de argumentos para convencer a los electores y no son pocos los que se han atrevido a decir que con ellos todo cambiará para bien.

Seguimos observando con reserva esa publicidad artificiosa que pretende engañarnos, por lo cual pongamos la atención en los antecedentes de los aspirantes y de los resultados que han obtenido en su desempeño. Hay que ver qué cuentas entregaron al terminar sus responsabilidades; podría anticipar que los electores van a castigar a los chapulines por no cumplir con sus encargos como debe ser. Y bien merecido se lo tendrán.

Un seguimiento de la campaña nos permite ubicar el potencial real de algunos de los candidatos y sus posibilidades de ganar. Los partidos que aspiran a colocar a uno de los suyos en la gubernatura se han enfrascado en un intercambio de acusaciones graves. Menudean las que adjudican enriquecimientos inexplicables, falsedad en declaraciones y prácticamente ya no hay asombro por todo lo que se dice. Triunfarán los más propositivos.

Del cúmulo de aspirantes, Indira Vizcaíno, candidata a diputada federal por el primer distrito que aspira a ser la primera persona en el Prd que gane históricamente esa posición, ha venido realizando una campaña de convencimiento recordando y basándose en los resultados de su trabajo en la alcaldía de Cuauhtémoc, aunque no faltan los ciudadanos que no le perdonan la promoción que hizo de los derechos de las parejas homosexuales para que contrajeran enlaces conyugales.

Fuera de esta recriminación silenciosa, Indira ha venido mostrando los resultados que obtuvo como alcaldesa y los recursos que, provenientes de la Federación, dispuso para aplicarlos en su municipio, que tiene hoy una fisonomía distinta.

Indira, a pesar de su juventud, ya fue diputada federal plurinominal (Prd), donde comenzó su fogueo político; cuenta con el consejo de su padre Arnoldo, pero se dice que este tiene cada vez menos peso en su carrera; sea esto cierto o no, la de Buenavista viene apretando el paso y es hoy una contrincante fuerte del Pri y Pan para ganar la posición y no sería extraño que la obtuviera. Claro, tiene que superar al popular Kike, que es un político avezado que contaría con el voto villalvarense. Esta batalla luce pareja.

¿Sus propuestas? Indira no se aparta de la línea perredista de pugnar por una reforma educativa a fondo, presentaría iniciativas fiscales, educativas ( en este ámbito critica la alta deserción escolar, la falta de becas-salario para estudiantes que las obtendrían con solo asistir a clases sin necesidad de obtener un promedio alto); legislaría a favor del campo y lucharía porque en el sector público se erradiquen excesos en ciertos gastos que hoy son discrecionales y haya planes austeros, y por supuesto, seria partidaria de averiguar el manejo de los recursos gubernamentales. Se empeñaría además en proponer un rediseño de la distribución de los recursos federales, que se caracteriza por su reparto inequitativo.

Apoyaría el establecimiento de una ley de maternidad en favor de madres solteras y amas de casa en general; estaría, como siempre lo ha estado, contra la violencia de género en las mujeres, la prostitución y la trata de personas y a favor de la consolidación de instituciones en defensa de sus derechos. Una buena oferta, sin duda.

En síntesis, la joven Indira, con el colmillo ya crecidito que se porta a pesar de su corta edad, ha tenido 5 años de entrenamiento político que le permite presentarse hoy como una alternativa formal de su partido a la diputación federal; en el transcurso de esta campaña, se ha conducido con madurez, con sentido crítico pero sin estridencias; no ha entrado el juego sucio de muchos aspirantes que quieren ganar a base de mentiras y escándalos, sino que su proceder ha sido el de una política moderna, mesurada, propositiva; es decir, es un hueso duro de roer para el popular Kike villalvarense y Manuel Moreno, puesto que por muchos lados se oye: Con Indira, yo sí. Indira puede ganar y hacer historia. Lo mejor en esta contienda distrital es que los tres aspirantes son jóvenes; tocará a los ciudadanos valorar a cuál le darán su voto el 7 de junio.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas