Muelas del juicio pueden generar deformaciones, infecciones bucales o quistes: IMSS

las-muelas-del-juicio
Archivo.

*Cada seis meses, como mínimo, se debe acudir a una revisión integral de la salud bucal.

En caso de sentir dolor o molestias al momento de que broten las muelas del juicio, es necesario acudir con un especialista, de lo contrario se pueden generar complicaciones como infecciones bucales o quistes, indicó la doctora Claudia Liliana Peña López coordinadora auxiliar de estomatología en Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Colima.

La atención por padecimientos de las muelas del juicio en Estomatología, se encuentra dentro de los principales motivos de consulta. Este problema de los terceros molares o muelas del juicio afecta más a la población de 16 a 28 años de edad, causan dolor o infecciones de manera frecuente, enchuecan las otras piezas dentales e incluso ocasionan problemas mayores como quistes.

Las mujeres presentan mayormente problemas con los terceros molares debido a la composición ósea, que reduce la capacidad para contener 32 piezas dentales en un espacio que idealmente debería contener 28.

Las muelas del juicio son los últimos dientes en emerger en la cavidad oral. Cuando existe espacio y el tejido alrededor de ellos se encuentra saludable, no hay necesidad de realizar la extracción de estos, aunque ocurre en pocas ocasiones y deben ser extraídos cuando no exista el espacio adecuado.

Peña López destacó que “Estos dientes pueden crecer de una forma horizontal, diagonal o en general desviada, tratando de llegar a una posición normal. Es recomendable tener una vigilancia integral de la dentadura para cualquier situación que requiera la remoción de éstos”.

Los dientes que se encuentran en esta posición llegarán a producir innumerables problemas, entre los cuales vale la pena mencionar: infección, empaquetamiento de comida trayendo así inflamación, dolor y malestar general.

El problema más serio ocurre cuando hay formación de quistes o tumores alrededor de estos, resultando en la destrucción del propio hueso y los dientes adyacentes.

La remoción de estos dientes es la cura para todos estos problemas, reconociendo la extracción a una edad temprana para disminuir el riesgo quirúrgico asociado al procedimiento, informó.

Otro de los problemas frecuentes relacionados con los terceros molares es el de piezas retenidas por el tejido blando, que provocan dolores intensos e infecciones que pueden afectar la mandíbula.

La coordinadora auxiliar de estomatología refirió que la mayoría de los pacientes acuden al estomatólogo o dentista cuando ya tienen alguna complicación o dolor, por lo que indicó que es cada seis meses mínimo cuando las personas deben acudir a una revisión integral o en su caso aducir en forma inmediata cuando se tengan algún padecimiento bucal.

El IMSS en Colima hace un llamado a los derechohabientes para que acudan a su unidad médica de adscripción la cual cuenta con consultorios de atención médica dental para mantener en perfecto estado la salud bucal.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas