TAREA PÚBLICA

World Economic LogoPor CARLOS OROZCO GALEANA.

FORO MUNDIAL LATINOAMERICANO

La semana pasada se efectuó la décima edición del Foro Mundial a nivel Latinoamérica en la Rivera Maya, una oportunidad en la que los representantes de las naciones participantes le echaron un vistazo a sus ideas y proyectos en torno al comercio, la inversión el crecimiento económico y el desarrollo en general que signifique un referente para profundizar o modificar estrategias en el presente y hacia el futuro.

La directora del Foro Económico Mundial, Marisol Argueta, situó a la reunión mexicana como una encrucijada para hacer un examen crítico y “adelantarnos así con acciones y medidas que fortalezcan las instituciones y fomenten la innovación y modernización económica”.

América Latina crece actualmente a tasas mínimas que no ofrecen perspectivas de crecimiento y empleo seguro. Poblaciones importantes están fuera del progreso como consecuencia de la incompetitividad económica fruto de la baja calidad de su mano de obra y porque los presupuestos públicos se orientan a satisfacer necesidades urbanas de preferencia. Por quinto año consecutivo, esta región verá reducido su crecimiento y frenada su expansión este año hasta alcanzar tan solo un 0.9 por ciento, lo cual es un desempeño decepcionante. En tanto, el crecimiento mexicano se espera a un ritmo aproximado del 3 por ciento, insuficiente también para proyectar alternativas deseables.

Pero la realidad mexicana ha venido siendo objeto de atención de la clase directiva de las organizaciones mundiales. En términos generales, se reconocen las reformas impulsadas por Enrique Peña Nieto, pero se mantienen algunas dudas sobre la rapidez en su operatividad dados los comportamientos cambiantes de las distintas formaciones políticas que todo quieren negociar y los intereses empresariales.

El gobierno mexicano enfrenta hoy serias críticas por las condiciones económicas y de seguridad prevalecientes y no son pocos los que dudan de las capacidades del régimen para llevar al terreno de los hechos las ventajas que suponen las reformas. Se ha sabido incluso de algunas firmas que han cancelado inversiones en los lugares donde la delincuencia organizada vive a sus anchas.

Es en este ambiente en el que el candidato priísta a gobernador Ignacio Peralta, agarró su mochila y se fue para el sureste a entablar diálogo con representantes comerciales y gubernamentales que podrían participar en un esfuerzo conjunto con el gobierno que pudiera llegar a presidir si gana las elecciones de junio próximo. Aclaró Peralta que “cuando analizamos estos temas, estamos pensando ya en los próximos seis años”. Y es así que inversionistas importantes vendrían a conocer Colima en los meses siguientes para calibrar su economía y ver si puede recibir sus capitales y orientarlos hacia el sustento de un crecimiento de largo plazo y de mejoramiento del nivel de vida de la población.

IPS tiene la confianza en que ganará la elección y por lo tanto hace bien en vincularse a un foro trascendente como el de Cancún, que le permita exponer las fortalezas de esta zona del Pacífico – Colima – que ofrece perspectivas a la inversión foránea en una diversidad de apartados. El sabe lo que significa la inversión constante en rubros que potencian el empleo y crean más oportunidades de empleo y bienestar. Colima debe crecer más aceleradamente en base a aprovechar el comercio y el fortalecimiento de la infraestructura con un enfoque de capacidades logísticas que integre a Colima a la región en términos de mayor valor agregado en la producción y el comercio. Si IPS gana, como así parece a tres semanas de los comicios, veremos a un gobernador ocupado en desarrollar a Colima, al margen de pleitos políticos de gallinero que solo dividen a nuestra comunidad y enrarecen los esfuerzos colectivos y gubernamentales.

Los colimenses aprovecharíamos al máximo las cualidades de IPS, fincadas en capacidades construidas durante varios años tras haber participado en varias áreas económicas del gobierno federal y estatal, lo cual garantiza un gobierno que sabría desempeñarse en la era global. Si hay buen gobierno local, seguridad pública y un orden jurídico confiable y efectivo, habrá más inversión privada, pero si no hay estas condiciones prioritarias, saldremos perdiendo todos.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas