CAMINO REAL

debate candidatos gubernaturaPor Esteban Cortés Rojas.

Cada vez son más difíciles de ganar las elecciones. A pasos agigantados va quedando atrás el tiempo en que los partidos grandes avasallaban feamente a los chicos ganándoles de todas, todas, o llevándose el carro completo que es lo mismo. Ya no es aquel tiempo en que, como decía El Peje, lo que postularan los partidos grandes (se refería al PRI), ganaba la elección así fuera una res. Es decir, los militantes fanáticos votaban por el partido y poco les importaba el mono o mona o el candidato o la candidata. Pero de un tiempo acá, las militancias ya no son tan brutas y no votan a ciegas por los candidatos de sus propios abanderamientos; por el contrario, se han vuelto analíticas y muy críticas a la hora de emitir el voto. Ahora, a la luz del análisis y de ver quien es quien, es como se entrega el voto. Y con eso, el voto duro de los partidos, o sea el voto que nunca cambia, el de la militancia dogmática, fanatizada, cada día que pasa va siendo parte de la historia. Los partidos van entendiendo y aprendiendo eso, pero muy lentamente, pues aún persisten en viejos vicios o componendas a la hora de las postulaciones, como lo acabamos de ver en los procesos preelectorales más recientes aquí en esta tierra de cocos, volcanes y marejadas. Y en todos los partidos.
: : : : :
He leído que varios candidatos(as) prometen disminuirse el salario, no cobrarlo o de plano destinarlo a obra pública en el caso de ganar la elección. Es un gancho electoral muy usado por los demagogos populistas lengua larga y boquiflojos. Desconfíe de ellos. Eso es querer ganar las elecciones a como dé lugar, aunque sea ofreciendo trabajar gratis, y eso es muy peligroso. ¿De qué van a vivir o en el supuesto caso de que ganaran y cumplieran la promesa de no recibir ni quinto del sueldo? ¿Le van a estar metiendo de su dinero a la función pública? Para eso, para meterle del dinero propio a la obra o al trabajo social, no se necesita ganar elecciones o ser funcionario, pues hay mil formas de gastarse el dinero propio en beneficio de los demás. Es más fácil creer que de “algún modo” van a sostenerse y allí está el riesgo de que se pongan al servicio de quien les dé dinero que bien puede ser el crimen organizado por ejemplo. Aguas con los demagogos.
: : : : :
Recio, tupido y mucho, como a Bucho, le han arriado al candidato del PAN a la gubernatura por andar de hablantín. A Jorge Luis Preciado se le olvidó aquello de que para tener la lengua lagua hay que tener la cola corta. Hace veinte años, a lo sumo, Jorge Luis empezó a tener chambas políticas que le han permitido comer con manteca, y ahora resulta que, como él dice, desde mero abajo y en tan pocos años ha amasado una fortuna de tantos millones que le permite construir castillos.

MESON.- Ayer debió efectuarse el debate entre los candidatos a la gubernatura del estado, de modo que a esta hora todos los debatientes deben andar recibiendo felicitaciones de sus respectivas fanaticadas por haber “ganado” la confrontación… Y es que se tiene la idea de que el debate es una competencia para ganarla en lo inmediato, y en esa tesitura los debatientes van dispuestos a golpear y devolver golpe por golpe, como si la gente no estuviera harta de tanta violencia, como si no supiéramos quienes son ni qué pretenden… Sin haber tenido oportunidad de presenciar el debate antes de escribir estas líneas, espero que Nacho Peralta no haya caído en el juego sucio. ¿Qué necesidad?… LA LUCHA POR la alcaldía de Colima parece centrarse en Oscar Valdovinos y Héctor Insúa… Esmeralda Cárdenas tuvo un inicio llamativo, más por las palabras que le dedicó el candidato priísta a la gubernatura, Ignacio Peraltas, que por méritos propios… Así las cosas, Oscar parece ir a la feria de las flores, sin cerro que se tener ni cuaco que se le atore… El Peje Andrés Manuel parece que nomás vino a decirnos que Jorge Luis Preciado es un corruptazo… ¿Pensará que no lo sabíamos?… ¡Arrieros somos!

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas