ENLACE MANZANILLO: “El Asquitos” Nacho Peralta Narcopolítico light

nacho peraltaPor Javier Montes Camarena.

Qui s´ excuse s´ acouse (Quien se excusa se acusa)

Déjenme decirles que no hay nada que asuste más a los narcopolíticos que darse cuenta que la sociedad, de verdad los repudia, no los quiere. El candidato del PRI-Partido Verde al Gobierno de Colima Nacho Peralta en su burbuja se cree amado, temido y necesitado. Nada más falso, los colimenses saben ya de su complicidad con la mafia del poder estatal.

Al “Asquitos” Nacho Peralta, le urge “deslindarse” de sus compañeros de viaje, dándose cuenta demasiado tarde que el narcotráfico ya lo contaminó y ni para dónde hacerse cuando faltan tan sólo 28 días para ir a las urnas el próximo 7 de junio.

Vale precisar que la escandalosa cercanía y apoyo que le brinda el narcogobierno de Colima, quien por cierto dirige y administra su campaña política bajo las órdenes del contaminado gobernante Mario Anguiano Moreno, mismo, que desde siempre fue señalado de tener nexos con el crimen organizado.

Al interior de la casa de campaña de Peralta Sánchez circula una versión (corroborada por la Gobernadora madre) que Nacho hizo suya: “alcanzar la cercanía con el Gobernador Mario Anguiano Moreno”, afirmando que él decidió utilizar el aparato de Gobierno y todas las prerrogativas del sucio mandatario, incluyendo sus nexos con el narco para impulsar su campaña política.

“El Asquitos” Peralta no midió que el descenso de su popularidad es el costo natural de un narcopolítico como él que siente desprecio por los colimenses a los que considera ciudadanos inferiores. No hay pues, que lamentarse. Nada en la vida, ni en la política, es gratis. Su cercanía con el desacreditado Mario Anguiano, ha provocado que el proceso electoral en Colima sea calificado por propios y extraños como una “Narcoelección”.

Hoy a los corifeos de Nacho Peralta les urge un cambio de nave y como los términos marinos no fallan cuando un buque se está hundiendo las primeras que saltan a otro flotando son las “narcoratas” sin darse cuenta que en cubierta seguirán los mismos roedores contaminados por la administración Anguianista quien goza de una muy bien ganada fama de narcogobierno.

¿Se hará el “deslinde”? lo veo difícil ya que el “Asquitos” se quedaría sólo en la narconave priista pintada de verde y como en mi pueblo decía mi compadre Antonio López (a) “El taquero” (+) nombres, nombres, nombres en la lista están algunos que saltaron y otros que operan desde las sentinas de Palacio de Gobierno por órdenes del jefe narcopolítico de la entidad.

Los narcopoliticos acoderados en la campaña de Nacho Peralta y que cobran en la nómina del Gobierno de Mario Anguiano son: Guillermo Adame, secretario particular del Gobernador, Luís Gaitán Cabrera, secretario de la contraloría, René González Chávez, de comunicación social, Hilario Leal, operador del centro de espionaje estatal, Ulises Cortez, Marcos Santana, Procurador de Justicia y represor confeso en Colima, el titular del C- 4, la policía estatal y párenle de contar.

Pregunto: ¿Nacho Peralta ante la urgencia de “deslindarse” del Gobernador cochambroso de Colima también dejará de lado a estos narcopolíticos mencionados líneas arriba que estuvieron y están en la administración anguianista acusada de nexos con el narcotráfico? Lo dudo. La narcopolítica anguianista no perdona deslealtades.

La “campaña sin candidato” ha ido sin pena ni gloria, es la ruta penosa de una candidatura presidencial avalada por un Presidente de la República desacreditado y un secretario de Hacienda corrupto que en días recientes mandaron llamar a Nacho Peralta hasta Cancún para manifestarle que su imposición no funcionó y que el riesgo de perder Colima a manos del PAN está más latente que nunca.

“El Asquitos” se ha entregado a las impertinencias de su primo Pedro Peralta Rivas, despreciable sujeto advenedizo y sinvergüenza, olvidándose de tenderle la mano a los sectores del PRI estatal, a la clase política priista olvidada a la que repudia por su olor a naftalina, se ha contaminado con un “secretario particular” relacionado con narquitos de la entidad, un “recaudador” y administrador del dinero de su campaña, tipo de dudosa calidad moral como Rafael Martínez Brum, miembro de una familia respetable de Colima, hoy desacreditada por este parasito de la narcopolítica quien sabe conducirse muy bien en los sótanos de la oscuridad mafiosa.

El narcopolítico priista Nacho Peralta llegó soberbio, con un discurso triunfalista armado sobre trabes de arena. Ahora con un tono de súplica y de urgencia trata de borrar el pasado inmediato de su narcosocio Mario Anguiano Moreno, tratando de alejarse de él sin saber cómo hacerlo recurriendo a un lenguaje y a una práctica política que no son acordes con la época, con el momento ni con la circunstancia de su imposición.

Mejor dicho: la cruda realidad, las circunstancias adversas, la correlación interna de fuerzas políticas, el temor de ser etiquetado como narcopolítico algo que no esperaba han llevado al candidato del PRI-Partido Verde al juicio implacable de la sociedad de Colima que ve en él un narcopolítico peligroso, confirmación que nos dice que el candidato Nacho Peralta Sánchez ha mostrado ya sus complicidades con la narcopolítica estatal chocando con la realidad, dándose cuenta muy tarde de que nada está oculto bajo el sol.

En este escenario de cara a la elección del 7 de junio a los manzanillenses y a los colimenses en general les toca decidir en las urnas si quieren ¿vivir felices? bajo la conducción de un despreciable narcopolítico en Palacio de Gobierno que le daría continuidad a los acuerdos del “Varón de Tinajas” con los narcotraficantes que han asolado a Colima. Sin duda el futuro se tiñe de incertidumbre.

“Los Pinos, we have a problem”

Ahí se ven.

Morir un poco: los mansos, los tibios y los cínicos no pueden aspirar a ser periodistas, porque los domesticados y los sinvergüenzas callan lo que la sociedad quiere saber, leer, ver y escuchar.

Ese silencio y esa opacidad benefician a seudos periodistas que ponen sólo su nombre en su “columna” y así vivir parásitamente. Lo dicho: “Hoy los vinos se hacen sin uvas y los periódicos sin periodistas”. Por lo pronto mi personal repudio al premio otorgado a la ¿“periodista”? del año.

Al tiempo: Esta semana puede caer el gobernador de Jalisco Aristóteles Sandoval.

Me pueden leer en: ipuntocom.mx = digitalnoticias.mx = portalzlo.com = prensanoticias.com = el obserbadornoticias.com

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas