Enfermos terminales tendrán la ley de su parte si ya no Quieren seguir viviendo

nachitaEn Colima, los enfermos terminales ya son dueños de su vida o de su muerte, al aprobarse este día por unanimidad la Ley de Voluntad Anticipada, mediante la cual no se prolongará su vida con tratamientos médicos paliativos si ellos así lo deciden.
De esta manera, Colima se convierte en el décimo estado en tener una ley de este tipo, donde los enfermos deciden aceptar o rechazar cualquier tratamiento médico paliativo que prolongue su vida ante una enfermedad incurable.
Esta propuesta fue impulsada por la bancada del PRI, Partido Nueva Alianza y Partido Verde Ecologista de México (PVEM) ante la propuesta que presentaron docentes y estudiantes de la Universidad del Valle de Atemajac (Univa) campus Colima.
En este sentido, Armando Briceño Torres, docente de Derecho de la Univa explicó a Ipuntocom.mx que la participación fue con una propuesta en la que se trabajó con dos grupos de jóvenes estudiantes que hoy ya son egresados, “se hizo la investigación, se elaboró tema, texto y se propuso a la legislatura anterior”.
“La propuesta se enriqueció porque se sometió a la opinión de la Secretaría de Salud y el cabildeo de los legisladores. Fue un trabajo acucioso, estudioso y que fue enriquecido también por el Comité Estatal de Bioética y el Comité del Hospital de Cancerología”.
El docente mencionó que “Colima ocupa uno de los primeros lugares en tumores malignos, el 13% de muertes son por tumores malignos, hay alta incidencia en cáncer en la población y todos los otros enfermos terminales por enfermedades crónico degenerativas, como VIH o accidente fortuito”.
Por su parte, la presidenta de la Comisión de Salud, la diputada Nachita Molina, celebró la aprobación de la ley porque asegura una muerte digna.
“Es una ley que en todo momento coadyuva a la calidad de vida de todo ser humano y seguiremos trabajando con el Colegio de Notarios para que pueda expedirse de manera simbólica, con la Secretaría de Salud, esta voluntad”.
En la exposición de motivos señala que esta iniciativa de Ley respalda “el derecho de los enfermos a rechazar tratamientos que prolonguen su vida y que los médicos respeten su decisión, al mismo tiempo que da certeza jurídica a estos últimos respecto del cumplimiento de la decisión del paciente”.
De igual manera señala que es necesario contar con un ordenamiento legal que permita decidir sobre el tratamiento curativo o la aplicación de cuidados paliativos, “comprendiendo el control del dolor, además de la atención de aspectos biológicos, psicológicos, sociales y espirituales para de esta manera no prolongar innecesariamente la vida y morir con dignidad”.
Cabe destacar que la figura de la Voluntad Anticipada es optativa, lo que quiere decir que cada persona tendrá la libertad de suscribir un documento de dicha naturaleza ante un notario público.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas