Aprueban diputados que grúas retiren vehículos sólo cuando no puedan circular

grúasLos diputados locales aprobaron una serie de reformas y adiciones a la Ley de Transporte y de la Seguridad Vial para el Estado de Colima, entre las que destaca que en los casos en que proceda retirar un vehículo, se hará la excepción de utilizar grúa cuando el vehículo porte placas y pueda circular, además de que el conductor se encuentre en condiciones de conducirlo.
Esta iniciativa presentada por el diputado Noé Pinto de los Santos, implica que los agentes de tránsito deban valorar libremente si los vehículos están en condiciones de circular sin alterar el tráfico vehicular, así como si el conductor o su acompañante después del percance se encuentran aptos para manejar.
El dictamen correspondiente calificó como viable la iniciativa dado que “tiene un alto sentido social con aquellas personas que son objeto de accidentes de tránsito de vehículos, las cuales, además de cubrir los daños del accidente y las multas viales que se pudieran generar, actualmente también pagan el costo de la grúa que traslada a los vehículos del lugar de los hechos al depósito asignado por la autoridad”.
Por otra parte, también se aprobó una iniciativa más presentada por el diputado Noé Pinto de los Santos, con la que se reforma el párrafo segundo del artículo 32 de la misma Ley, para que puedan expedirse simultáneamente en una misma credencial la licencia de motociclista con las licencias de conducir de automovilista chofer clase 1 o chofer clase 2, a fin de simplificar trámites y evitar gastos innecesarios para la Dirección General de Transporte.
La iniciativa aprobada contempla que siempre y cuando el solicitante cumpla con los requisitos establecidos y haga los pagos correspondencias de ambas licencias, se realizará la expedición en una misma credencial.
Cabe destacar que el dictamen establece un plazo de cuatro meses para que la Dirección de Transporte pueda llevar a cabo estos trámites.
De la misma manera los legisladores aprobaron que las concesiones del servicio de transporte público en cualquiera de sus modalidades, podrán ser de diez años y concluido este plazo las mismas habrán de renovarse cada cinco años, “para de esta manera la persona que resulta beneficiada pueda cubrir ciertos derechos fiscales a favor del Estado, así como la compra de un vehículo y la contratación de un seguro para poder prestar el servicio de transporte que le haya sido concesionado”.
Cabe destacar que esta iniciativa surte efecto para las concesiones que se otorguen a partir de que entre en vigencia esta reforma.
Esta iniciativa, presentada conjuntamente por el diputado Héctor Insúa García y suscrita por Arturo García Arias y Martín Flores Castañeda, establece que con esta propuesta el Estado podrá dar seguimiento puntual a las concesiones que se otorgan, así como verificar el uso de las mismas y que las unidades de transporte cumplan con los lineamientos de seguridad establecidos en la Ley.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas