Los templos están solos; la gente busca trabajo para poder comer, admite sacristán

templo católicoÁngel Ramírez L.
Los templos de Colima están quedando solos, pues la gente se está ocupando en actividades que les genere ingresos económicos ante los difíciles momentos que vivimos, ya que tan sólo un día de misa, hay parroquias que están al 25 por ciento de su capacidad, señaló el sacristán de El Beaterio o Sagrado Corazón de Jesús, José Guadalupe Fuentes González.

Así lo dijo durante un trabajo de investigación por reporteros de IPUNTOCOM a ese lugar, en que se supo que se llama El Beaterio desde que un grupo de mujeres solteras y muy religiosas se ocupaban de ayudar en los asuntos de la iglesia cuidando y educando a niñas huérfanas, Estas religiosas fueron consideradas “beatas”, es decir, exagerar sus trabajos cristianos.

Entre algunos datos físicos, encontramos que hay una escalinata de caracol, que al caminarla hacia el campanario apenas cabe medio pie, lleno de tierra y polvo, en tanto que el año pasado se cayó la campana principal y todavía hay huellas en el piso. Las bancas están llenas de chicle si la gente las voltea. La estructura del templo aún conserva su estilo tradicional, sólo con algunas mejoras de los años 80s y del 2003, por motivo del sismo.

Se supo en documentos que entre los años 1835 y 1840 la capilla se ubicaba dos cuadras más arriba y estaba dedicada a la Virgen de la Soledad; también se tienen documentos de que cuando Catedral se cayó con el temblor de 1941, El Beaterio fungió como la Catedral de Colima, entre muchos otros datos.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas