ipensamos

En junio de 1990 el gobierno de Carlos Salinas instituyó la Comisión Nacional de Derechos Humanos, y dos años más tarde la elevó a rango Constitucional y como consecuencia se crearon en los Estados de la República las respectivas Comisiones.

Con esas acciones, el poder público pretendió mejorar su imagen interna y externa como defensor de los derechos humanos, para prevenir y en su caso castigar el abuso de poder por parte de las autoridades, en contra de los intereses básicos de los ciudadanos.

La intensión es buena, sin embargo las Comisiones Nacional y Estatales, después de investigar una queja solo tienen facultad para emitir una recomendación, que si resulta contra la autoridad ésta la puede acatar o de lo contrario no cumplirla.

En Colima, la violación de los Derechos Humanos se escenifica en un alto porcentaje con la detención de jóvenes por parte de las policías preventiva o estatales, las cuales no tienen la preparación o capacitación necesaria, lo que genera la inconformidad social, como lo manifestó Roberto Chapula de la Mora, Presidente de la Comisión Estatal.

¿Y tú que piensas?

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas