La antigüedad impide retirar a vendedores del centro de la ciudad, dice ayuntamiento

En el primer cuadro del centro histórico de Colima, comprendido entre la calle Ignacio Sandoval, Corregidora, Guerrero y Nicolás Bravo, existen una cantidad considerable de comerciantes que ofertan diferentes productos desde hace más de 30 años; antigüedad que los ampara de ser retirados de este lugar.
Declaró a ipuntocom.mx, Salvador Cárdenas Morales, secretario del Ayuntamiento de Colima, quien dijo que a raíz de esto, se han restringido los permisos comerciales a nuevos vendedores.
Mencionó que en la calle Madero se tiene un registro de 8 tuberos, de los cuales 4 tienen permisos de las anteriores administraciones y los restantes, cuentan con un amparo, es decir:
“El ayuntamiento no les otorgó permiso para vender su bebida, más bien ellos están protegidos por un mandato judicial que les permite instalarse en determinado espacio, lo que vuelve compleja la cercanía entre uno y otro comerciante”, comentó.
Sin embargo, manifestó que durante la época de pitayas, fechas como el 14 de febrero y 10 de mayo, el docenario de las fiestas de Guadalupe y otras festividades, se otorgan permisos temporales a determinados comerciantes para vender en el centro de la ciudad.
“En la actual administración, no hemos otorgado permisos comerciales”, puntualizó.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas