Jóvenes desempleados

Es alarmante conocer las estadísticas que genera el INEGI en materia de empleo, el último informe que comprenden los primeros tres meses del año, es de suma preocupación, si consideramos que en el estado de Colima, la población ocupada es de 325,579 personas de las cuales 179,178 están ocupadas por cuenta propia sin protección de seguridad social. Además 71,561 se ocupan en actividades que operan a partir de los recursos del hogar.
A todos esos ocupados sin prestaciones sociales se debe agregar a un número superior a los 25,000 desocupados, lo cual arroja un dato alarmante, es decir 275mil aproximadamente se ocupan pero no reciben sueldo. Están sin servicios médicos, sin prestaciones y sin ingresos seguros.
Eso nos indica un dato alarmante en Colima, donde sobresale el desempleo y la falta de oportunidad laboral, pero si existe un sector muy amplio de la economía informal o de subsistencia.
Otro dato de mayor preocupación lo constituye que los jóvenes han resultado más afectados por la falta de empleo, lo cual genera un efecto desmoralizador para los nuevos profesionistas, para sus familias a quienes no les trajo la esperada recompensa de estudiar, generando la frustración de los jóvenes.
Ante ese escenario, lo peor que puede seguir pasando es que la Universidad de Colima continúe sin vincular a los estudiantes con sus futuras áreas de trabajo, es decir alinearlos con las necesidades del mercado laboral.
Colima, por la calidad educativa que se imparte a nivel superior debe elevar el empleo de calidad y no propiciar el desempleo profesional o la profesionalización de la economía informal.
¿i tú qué piensas?

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas