COLIMA, AYER SOÑÉ

La política se practica en las sociedades y principalmente en sistemas democráticos donde la toma de decisiones responde a la voluntad general.
La democracia garantiza la participación libre del ciudadano para elegir a sus gobernantes y los gobiernos representar honestamente y bajo el imperio de la ley, los ideales del pueblo.
Esto es así en la teoría, pero en la práctica pesan más los intereses personales que los de la colectividad.
A cada cambio de gobierno surge una ilusión, se piensa que todo cambiará a favor de la familia, a favor de la calidad de vida, a favor del empleo, la salud, la vivienda y algo más.
Hace ya 50 años un luchador social que entregó su vida a favor de la verdadera libertad de los hombres de color en Estados Unidos, Martin Luther King, en un discurso extraordinario expresó: “Sueño que un día, incluso el Estado de Misisipi, un Estado que se sofoca con el calor de la injusticia y de la opresión, se convierta en un oasis de libertad y justicia”.
Tomando esos ideales podemos decir, Colima, ayer soñé que mi hijo profesionista ya tiene empleo, ayer soñé que en la Universidad de Colima no es muy caro estudiar, ayer soñé que el precio de la gasolina, gas y energía eléctrica bajaron sus tarifas, ayer soñé que los 100 maestros aviadores regresan al salón de clases, ayer soñé que la deuda del Gobierno desapareció y terminé de soñar con un Colima de libertad y justicia.
Seguiremos en sueño o despertar con la realidad que nos decepciona, nos oprime, nos molesta y nos obliga a seguir el camino de la mentira o del discurso oficial.
¿i tú, que piensas?

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas