Federico Rangel forma parte de la Conferencia de Alcaldes por la Paz (Mayors for Peace)

ALCALDES POR LA PAZ (Certificado)Fue notificado por el alcalde de Hiroshima, Matsui y presidente de Mayors for Peace.

El presidente municipal de Colima, Federico Rangel Lozano fue notificado que ya forma parte de la Conferencia de Alcaldes por la Paz (Mayors for Peace), la cual tiene como objetivo aumentar, a nivel mundial, la conciencia de los ciudadanos sobre la eliminación de las armas nucleares a través de la solidaridad firme de las ciudades, así como realizar un mundo pacífico sin armas nucleares.
Dicha notificación es firmada por el alcalde de Hiroshima, Matsui Kazumi y presidente de Mayors for Peace con fecha primero de junio del presente año, con lo que a su vez el municipio se suma a más de 5 mil ciudades que ya son miembros, y con lo que se manifiesta la clara evidencia de que la gente quiere un mundo sin armas nucleares.
Es de señalar que en 1982, en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, el alcalde de Hiroshima propuso un Programa para Promover la solidaridad entre ciudades para la abolición total de las armas nucleares, teniendo como antecedente las devastadoras consecuencias del uso de este tipo de bombas contra las ciudades de Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945.
Desde entonces, los alcaldes de Hiroshima y Nagasaki han pedido a los alcaldes de todo el mundo que se unan a ellos y apoyen este programa., naciendo así la red de Alcaldes por la Paz. También han desarrollado la campaña “Visión 2020”, que pide la abolición total de las armas nucleares para 2020, cuando se cumplirán 75 años del bombardeo.
En la Conferencia Ejecutiva de los Alcaldes por la Paz, celebrada en noviembre de 2011 en Granollers, España, se adoptaron actividades que se van a promover positivamente basándose en la “Visión 2020”, destacando una recolección de firmas llevadas a cabo por todas las ciudades miembros que exijan el inicio de las negociaciones para la “Convención sobre Armas Nucleares” y presentarlas a autoridades y organismos internacionales como la ONU.
De igual forma, está el inculcar un sentido de urgencia y un impulso estimulante hacia la convocatoria de una reunión de alto nivel de gobiernos y expertos en Hiroshima, simultáneamente con la Octava Conferencia General de Alcaldes por la Paz a realizarse en agosto de este año.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas