ESCLAVITUD FINANCIERA

Dice un proverbio “El que toma prestado es siervo del que presta”. Vivimos la generación del crédito, del poder del dinero y el dominio de los bancos sobre las economías Estatales, Municipales y Familiares. Acudir a una Institución Financiera a solicitar un crédito es caer en las garras de la usura, es pagar intereses superiores al 4% mensual. Sin embargo, algún ciudadano deposita una inversión a plazos, el banco le paga una tasa de interés menor al 4% pero anual, entonces el negocio, la usura es clara, le cobran el 48% al año por el préstamo y le pagan el 4% por la inversión, la diferencia a favor del banco es del 44% en el año.
Ante ese robo, es un robo legal, se debe pensar si una persona quiere ser verdaderamente libre, el camino es no endeudarse y entender que mientras más le deba a alguien, se convierte en su esclavo, y su trabajo, tiempo, dinero, recursos y hasta sus bienes, serán del acreedor, banco o usurero.
Sin embargo, existen deudas que el ciudadano no supo a que hora le llegaron y debe pagarlas con más impuestos, más desempleo y más pobreza, nos referimos a la Deuda del Gobierno del Estado que asciende según la Secretaría de Hacienda, aproximadamente a 2,223 millones de pesos mas lo que se acumule éste año, de los cuales le corresponde a cada uno de los 650 mil 551 ciudadanos que están registrados según el INEGI en el Estado de Colima, la cantidad de 3, 471 pesos, es decir cada colimense tiene una deuda de 3,471 pesos. Esa es la deuda que difícilmente será menor al contrario más deuda más vamos a deber cada colimense.
Colima, donde estabas cuando te endeudaron, porque debemos pagar un dinero que no recibimos, no disfrutamos y tampoco vimos como llegó.
Pero dicen por ahí “Deuda mata felicidad”.
¿i tú, que piensas?

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas