HIJOS DE LA CORRUPCIÓN

México país democrático y de manos libres, ocupa el segundo lugar a nivel mundial en corrupción, y lucha afanosamente para lograr el primer lugar.

La corrupción camina de manera paralela al cinismo, los hechos son distintos al discurso y el ejercicio presupuestal no es transparente, se esconde, se manipula, se niega a los ojos del pueblo.

El escándalo de corrupción de exgobernadores está en los temas del día y fíjese usted, también de sus hijos que presumen su opulencia de vida con el dinero robado por sus padres o sus tutores.

Iniciamos con Fabián Granier, quien compró hoteles, condominios, residencias en Cancún México y en Miami Estados Unidos durante el período donde su papi fue gobernador y pudo robar con descaro.

Del Estado de Aguascalientes aparece Luis Armando Reynoso López, famoso por sus fiestas millonarias y por sus compras de inmuebles en los Emiratos Árabes, agregando el manejo discrecional de 60 millones de pesos en sus cuentas bancarias y esto únicamente al finalizar el período de gobierno de su padre.

En Puebla Mario Marín García, hijo del exgobernador de Puebla, el Gober precioso, es señalado como un nuevo millonario cuyas inversiones en Europa son cuantiosas porque ha comprado palacios, residencias y chalets.

Y para descaro, cinismo y porque no decirlo, importamadrismo, los hijos del líder petrolero Romero Deschamps, Carlos y Paulina, presumen sus lujosos departamentos en Miami, sus extravagantes viajes en jet privado y la compra de carros de lujo. Como dice un amigo, no te acabes sindicato.

No se puede dejar de mencionar, para concluir este comentario, a los tutelados por Vicente Fox, próximo marihuanero, e hijos de Marta Sahagún, Don Manuel y Don Jorge Bribiesca, quienes hicieron de la corrupción su forma de vida al amparo del Matrimonio Imperial. Así en México se forma una nueva generación HIJOS DE LA CORRUPCIÓN, padres del cinismo y baluartes de la impunidad.

¿i tú, que piensas?

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas