Tortillerías ya no son negocio; solo ganan para pagar deudas

guillemroEl 90 por ciento de los industriales de la masa y la tortilla en Colima están endeudados, por lo que también se quedan fuera de programas de beneficio como PROMASA, que les aporta 80 centavos o un peso por cada kilo de masa producido, informó su líder Guillermo Martínez.
En entrevista con Anilú Salazar, de “Noticias y Punto”, destacó que PROMASA también está en riesgo de desaparecer con la administración de Enrique Peña Nieto, por lo que los industriales del país se unirán para convencerlo de las bondades del programa que inició con Felipe Calderón.
En Colima, sólo el 10% pudo acceder a PROMASA, con lo que se bajaron alrededor de 3 millones de pesos; el resto no pudo entrar debido a que están en cartera vencida de un programa federal anterior denominado “Mi Tortilla”, y era requisito no tener deudas con los gobiernos federal y estatales.

PRECIO ESTABLE

Guillermo Martínez indicó que el precio de la tortilla es estable debido a que hay mucho maíz disponible, “este año hubo mucho maíz, no hubo sequía, no hubo heladas y la cosecha primavera verano y otoño invierno han sido buenas, eso ha hecho que el precio de maíz haya sido bajo”.
En Colima, dijo, existen alrededor de 50 industriales y existen entre Colima y Villa de Alvarez unas 170 tortillerías, que abastecen el mercado.
Sin embargo, comentó, ya no es negocio tener una tortillería, “es un negocio de subsistencia, no dudo que hay industriales que se han posicionado en el mercado, pero en la mayoría de los industriales están subsistiendo; no es negocio como antes”.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas