Escenario Político

INSEGURIDAD – POLICÍA FEDERAL, A VER SI DEBERAS

El comisionado de Seguridad Pública del Gobierno Federal, Renato Sales Heredia, había dicho que gracias a los más de cinco mil efectivos investigadores de la Policía Federal en los estados y municipios más conflictivos del país, se había disuadido la violencia y las ejecuciones, lo que habla bien de sus estrategas y su acción para contrarrestar la inseguridad que se vive en esos lugares, aunque parece que en Colima esta política no ha prosperado, porque si bien hay 16 patrullas con más de 100 agentes investigadores, no cesa la violencia y los ejecutados en las calles de nuestra entidad

Debemos reconocer que, ciertamente, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, al iniciar su encomienda, ha sido más efectivo en cumplir su palabra que su antecesor, Miguel Ángel Osorio Chong, en que habló de apoyar a Colima, pero fue más de palabrería y casos aislados poco efectivos, que de acciones concretas en contra de la delincuencia, por lo que hay un buen inicio y bien intento en el encuentro entre el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez con Navarrete Prida, aunque, por lo pronto, con pocas o mínimas cuentas por rendir.

Queda, sin embargo, la esperanza y el aliento de que los efectivos investigadores de la Policía Federal en verdad se involucren más en sus estrategias de seguridad y orden, y ahonden hasta donde se esconde la delincuencia, esto es, sicarios y capos, para que enfrenten a la justicia, para que Colima regrese al orden y a la tranquilidad que demandamos los colimenses, luego de dos sexenios y dos años de este gobierno de un caos en las calles de los 10 municipios y poblaciones de la entidad. Queremos y exigimos resultados concretos.

CANDIDATOS EN CAMPAÑA, EL CIELO, LA LUNA Y LAS ESTRELLAS

Como si estuviéramos en la feria o fuera tómbola, los partidos políticos y sus candidatos y hasta candidatos independientes, andan desatados por todos los rumbos de Colima ofreciendo al pueblo el cielo, la luna y las estrellas si los llevan al poder en la próxima contienda electoral, demostrando con ello que se acabaron la convicciones ideológicas, la militancia, la honestidad y hasta los colores partiditas, para dar paso al oportunismo, al deseo de hacer política y llegar al poder para vivir bien y servirse de él, antes que para servir desde el poder, como ocurre también con quienes antaño fueron candidatos y hoy nos están malgobernando.

Por lo tanto, los partidos políticos han sido plenamente rebasados por las alianzas, por los hombres y por los candidatos independientes. Lo que no ha sido rebasada es la usanza norteamericana, de atacar al adversario y subirse en el prójimo para llegar al poder, pasando por alto la honestidad, la verdad, el buen juicio y la propuesta política seria y de fondo. Ya no hay credibilidad ni en los discursos, en los candidatos ni en sus partidos, porque todos buscan el poder a costa de lo que sea, al fin y al cabo, la política es buen negocio.

El pueblo no debe irse por las palabras, la simpatía o las aparentes buenas intenciones, porque nadie da su patrimonio y se queda pobre para hacer rico al pobre; nadie deja de cobrar sus quincenas, sus comisiones y sus fondos económicos. La política es la lucha por el poder para hacer negocio. Se deben analizar trayectorias políticas, trabajo práctico de candidatos, por encima de subjetivismos, de simpatías, preferencias o colores. Se debe imponer el buen juicio, porque no siempre Vox populi, vox Dei (la voz del pueblo es la voz de Dios). Muchas veces el pueblo se equivoca, y hay experiencias de malas decisiones de políticos en el poder, como los que nos gobiernan.

ALIANZA CON LA SOCIEDAD

El Partido Nueva Alianza, surge como una organización política integrada por maestros y ciudadanos vinculados al magisterio. Desde su origen, estuvo bajo el mando de la maestra Gordillo, quien movía al Partido de acuerdo a sus intereses políticos, sin importarle los comentarios de sus agremiados.

De esa manera el PANAL, se aliaba con el PRI, con el PAN, según fuera el momento electoral o los acuerdos cupulares.

Sin embargo, todo tiene un principio y un fin, el cual llego en el preciso instante que Peña Nieto gana la presidencia de la república, sin el apoyo del PANAL.

La respuesta al comportamiento amenazante de la Maestra, se escenifico con su detención y reclusión al penal, por delitos que ameritaban la perdida de la libertad.

Ahora el partido Nueva Alianza, se quita, en parte, el atávico cordón umbilical con el PRI y decide presentarse en varios estados con solo una alianza:  la sociedad.

En su declaración de principios, Nueva Alianza señala que: “Existen dos problemas sustanciales relacionados con las instituciones y que deben ser enfrentados con decisión para reducirlos a una mínima expresión: la corrupción y la ineficiencia.

La corrupción afecta directamente la actuación de los organismos, distorsiona el engranaje estructural de las instituciones, vulnera el principio de legalidad, agudiza la desigualdad, desvía recursos públicos hacia intereses privados, despojando a la sociedad de los beneficios de la acción pública, y debilita fuertemente el tejido social.

Por su parte, la ineficiencia acarrea el desperdicio de recursos, caracterizados principalmente por una burocracia que se sirve en vez de servir y por procesos complejos en los trámites ante las instituciones públicas. En conjunto, tenemos un alto índice de desconfianza en el gobierno y sus instituciones”.

Ante esa desconfianza en el Gobierno, el PANAL, tiene un gran reto, combatir la Corrupción en todos sus sentidos y restituir la confianza a la sociedad con representantes populares que enarbolen la bandera de la honestidad y que la sepan cumplir con decoro, ética y justicia social.

En Colima, se ha dado un paso firme, la alianza con la sociedad, deberá ser real, llevar al ciudadano al gobierno, hacerlo participe y actor de las políticas públicas en el beneficio general. Mas engaño, será caer en el desánimo o el cinismo. NUEVA ALIANZA, TIENE LA PALABRA.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario