Tarea Publica: La salud, el reto

Por Carlos Orozco Galeana

En la precampaña electoral reciente entre los aspirantes presidenciales, no hubo auto crítica en los diferentes campos que abordaron. Como calentando motores,  apenas hubo esbozo de ciertas problemáticas pero no  esencia o el reconocimiento a las numerosas políticas erróneas o a la ausencia de ellas que han orillado a  que el país registre rezagos importantes.

En el tema de salud que hoy nos interesa, por ejemplo,  apenas un 7% de la población recibe hoy una atención médica digna, aseguró un especialista del centro médico ABC, de la capital mexicana, una de las instituciones privadas más prestigiosas del país. “En el sector público existe falta de atención debido a la escasez de personal, carencia de recursos, tanto diagnósticos como terapéuticos, y sobrecarga de trabajo”, Sobre el papel, el 100% de los mexicanos tienen algún tipo de cobertura sanitaria, pero no es así.

El  (INEGI), en su Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del tercer trimestre de 2017, registró que unos 32,6 millones de trabajadores no tienen acceso a los servicios de salud. Es decir, que dos de cada tres personas con actividad productiva carecen de esta prestación, lo que no es de extrañar en un país con más del 50% de su fuerza laboral empleada en la economía informal. El secretario  de este ramo, José Narro, ha dicho que ” un sistema de salud único sería lo más conveniente para México”, si bien añadió que ese objetivo llevaría tiempo porque antes debería implantarse la cobertura universal.

Al margen de las estadísticas, México, segunda economía de América Latina, ocupa uno de los últimos puestos de la OCDE en gasto en salud (solo el 2,7% del PIB, frente a una media del 6,6%) y tiene una esperanza de vida de 74 años, una de las más bajas, frente a los 84 de los españoles o japoneses; ostenta el segundo puesto en obesidad (el 33% de los adultos, solo por detrás de EE UU), tiene solo 2,4 médicos por cada 1.000 habitantes frente a la media de 3,4 de la OCDE y la diabetes es ya casi una epidemia nacional. Sin embargo, a pesar de ser un problema de vida o muerte,” la salud no ha sido de momento un tema que hayan mencionado en estas semanas de precampaña los candidatos presidenciales en las elecciones de julio”.

Los mexicanos esperamos autocrítica de los aspirantes presidenciales en especial para, mediante esa comprensión, tener claridad sobre nuestros agobios y clarificar cual de todos ellos  presenta las propuestas más verídicas.

NOMBRAMIENTO EN EL IMSS

Con esas cuentas  andamos en el país, cuando aquí en Colima ha tomado la estafeta de una importante institución el doctor José Rivas Guzmán, quien ha hecho una carrera extraordinaria en ese sector no solo en Colima sino en responsabilidades diversas a nivel central. Ha entrado con dinámica  y por lo pronto tratará de  abatir en el corto plazo  los tiempos de espera en la atención de los derechohabientes y garantizar la cobertura en el suministro de medicamentos, acciones ambas que se completarán con un recorrido que próximamente hará a las unidades médicas para ver cómo  se trabaja y con qué elementos se hacen las cosas. Es decir, constatará personalmente la operación de los servicios para que nadie le cuente lo que ahí ocurre.

El Imss ha ganado en Rivas Guzmán a un funcionario cabal y muy experimentado, un funcionario  que acostumbra tener sus puertas abiertas para la buena marcha de las instituciones donde ha trabajado. Es abierto a la crítica y no se enoja por ellas, y eso habla de una persona inteligente, equilibrada emocionalmente  y recta. El Imss tiene que seguir siendo una institución médica de vanguardia, a la altura de las exigencias del país.   Con Rivas Guzmán le irá bien en Colima.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario