Caldero Político: ¿Es el subsistema político electoral factor clave de esta elección?

Por Juan Ángel Magaña Hernández

Estamos a unos cuantos días en el ámbito local y dentro del concierto nacional para que se dé termino al periodo de las pre-campañas donde los diversos suspirantes vienen haciendo su tarea de entablar un dialogo con la militancia y simpatizantes de los partidos políticos que van en coalición electoral para este proceso político del 2018.

Y con ello, al estar dialogando con algunos electores en cafés y en algunas reuniones particulares, nos han dejado a entrever que el eje nodal en esta contienda es  contrarrestar el factor  del sistema electoral, ya que éste deberá coadyuvar a que se ejerza un fenómeno de alternancia en el Poder, como se pudo ejercer  que en 25 elecciones para Gobernador entre los años del 2013 y del 2017, en 14 de estas, los electores votaron por sacar del poder a la formación política que gobernaba, como parte de una especie de ánimo de revancha y en malestar ante la nula forma de gobernar.    En este contexto, mediante este escenario las campañas por la Presidencia de la República podrían erigirse en un sentimiento de polarización entre quienes apelan al enojo contra el sistema político y quienes buscan generar miedo al cambio de poder, que pudiera dañar el sistema democrático que tenemos en México. El compañero analista político, Carlos Cansino señaló que la alianza electoral entre PAN y PRD, encabezada por Ricardo Anaya, no tiene posibilidades de triunfar, debido a que no cumple con diversas condiciones que sí ha tenido dicha fórmula partidista en años anteriores, como el hecho de que su candidato no sea militante de ninguno de los dos partidos,  y otorgue una disparidad clara en la fuerza de ambos o que el PRI en este momento, no sea un rival fuerte.

Lo cierto es que aunque todavía se presenten encuestas a nivel nacional donde Andrés Manuel que visito Colima en este semana, siga siendo el puntero de la contienda en esta etapa de pre-campaña, y que Ricardo Anaya haya escalado al segundo lugar y José Antonio Meade haya bajado al tercero. La realidad es que todavía no hay nada para nadie. Las encuestas son el reflejo, es la fotografía del momento en cómo se encuentra el escenario previo a las campañas políticas, pero no establecen la situación en que así vaya a quedar la contienda en su etapa final en el proceso electoral.

Por otro lado, es una verdad ineludible que las encuestas son de quien las paga, y con ello puede especularse que estas pudieron ser inducidas con el fin de permear en la mentalidad del elector con miras a la campaña electoral. Es indudable también y no podemos dejar de lado,  que el factor esencial en el que tendrán que comprometerse los candidatos y candidatas a los cargos de elección popular incluyendo los Presidenciables, es el del ataque a la corrupción, generar certidumbre en crecimiento económico, atacar la pobreza y derrocar la inseguridad pública que prevalece en el país y en la entidad.  No podemos tapar el sol con un dedo, la ciudadanía esta agraviada por los altos niveles de corrupción en el sistema mexicano, que se percibe como escandalosos e inéditos que han sido señalados en el concierto internacional. Con ello, el suscrito no está de acuerdo en que se plasme el discurso al electorado, de que “la política es sinónimo de corrupción”, pues el sistema no es el corrupto, son las personas quienes la manejan que lo hacen ver así; esta percepción en que la política es sinónimo absoluto de corrupción, es lo que lleva a muchas personas a identificar a ciertos partidos políticos o a ciertos candidatos como los peores suspirantes, y como los menos deshonestos, ello no es así. Hoy los actores políticos en esta contienda política electoral, deberán dignificar la política, pero la verdadera política; la de propuestas y de compromisos tangibles con la población, pues deberán recordar que “el prometer no empobrece, pero si repercute cuando no se le cumple al electorado”, y este factor lo llevaran como una losa en los discursos que presenten a este mismo, en la búsqueda del sufragio hacia su favor. Estaremos atentos cuando comience formalmente la contienda electoral, con el fin de presentarle el análisis político, objetivo,  jurídico y crítico constructivo de ello.

Dos Comentarios Finales.- En esta semana Andrés Manuel López Obrador de la coalición “Juntos haremos historia” en su etapa de pre-campaña visito Colima y como se pudo observar tuvo bastante cobertura de los medios locales de comunicación, ¿acaso sería por ser  todavía el puntero de las encuestas?. Por otro lado, la dirigencia estatal del Partido Turquesa de Nueva Alianza, presentó formalmente a Roberto Chapula de la Mora como el pre-candidato a la Alcaldía capitalina, por la coalición del PRI-Pvem va José Manuel Romero Coello, faltando todavía el registro en este rubro de Acción Nacional en la persona del diputado Riult Rivera si es que se animara a contender con su compañero Héctor Insua, dentro de este proceso interno y faltando el pre-candidato de la coalición PT-Morena y PES. Lo dije y lo vuelvo a ratificar, se viene una contienda en choque de trenes por obtener el voto mayoritario para la Presidencia Municipal de Colima. ¡Sino al tiempo!

Mi correo: jamhcom@gmail.com

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario