Enlace Manzanillo: Burguette y su ánimo ligero

Por Javier Montes Camarena – Locutor y Periodista – G8 Independiente.

“Debemos estar claros que la calle es para el delincuente y la cárcel para el ciudadano” –José Antonio Meade Kuribreña

(Candidato del PRI a la Presidencia de la República)

Déjenme decirles que: Al estar hoy muy ligados políticos y militares algunos con su desmesurada ambición lubrican su desgracia y hasta anticipan su epitafio.

El Comandante de la Sexta Región Naval (SEDEMAR) José Alberto Burgutte Keller abandonó el confort de su camarote y se tiró al agua sin salvavidas al afirmar que el puerto de Manzanillo es un puerto tranquilo, en Paz y seguro. No se midió el marine.

Su discurso sobre la seguridad prevaleciente en el principal puerto del Pacífico Mexicano carece de verdad y credibilidad. Burguette Keller juzgo con precipitación y con demasiada facilidad y ligereza un tema sensible en la sociedad de Colima sin haber realizado antes, en forma responsable, una revisión detallada, crítica e inteligente de la inseguridad que nos cargamos.

¿Qué acaso el Comandante de la Sexta Región Naval no vive en carne propia la severísima crisis de inseguridad que afecta todas las actividades de la vida pública en Manzanillo? ¿Qué acaso no está enterado que el Crimen Organizado ha impuesto su ley y ha cobrado cientos de vidas de anónimos ciudadanos, del activismo social o de conocidos políticos?

¿Qué no es de su conocimiento que a tan sólo 50 metros de sus instalaciones (SEDEMAR) asesinaron a un funcionario público de CAPDAM o acaso no se enteró que el lunes pasado a 500 metros de las instalaciones de la Marina hubo una tremenda balacera en un bar de mala muerte? ¿Pues dónde anda Don José Alberto?

El Comandante de la Sexta Región Naval ya le entró a la industria de la declaración, Manzanillo es para él un paraíso, el marine se asume defensor a ultranza de Ley de Seguridad Interior y nos ha soltado un rollo de aquellos dejándonos la lectura que  los militares ahora se presumen como actores políticos.

Hace once años comenzó una guerra innecesaria y costosísima que ha cubierto de luto y miedo al País. No hemos salido de ella, al contrario, Manzanillo se ha estrenado en este año nuevo con 14 asesinatos en tan sólo seis días. La violencia ha trivializado la crueldad. Otros la niegan, la esconden.

Quizá sea más cómodo asumir que José Alberto Burgette Killer se hubiera visto mejor calladito, a lo mejor piensa que no se debe darle credibilidad a hecho ciertos o a los miedos infundados, sin embargo, la matazón es real, preocupante, ya lo vemos cotidianamente, descuartizados, cabezas humanas en jardines, mujeres asesinadas, balaceras pero para las autoridades civiles y militares del puerto ¡No pasa nada! Que nadie diga que hay improvisación en sus fracasos.

La memoria no puede más que sostener el pesimismo. Bajo el régimen de la complacencia, no hay medida de seguridad que tranquilice. Las declaraciones del mando naval fueron imprudentes, innecesarias, torpes.

Hoy Manzanillo ya no es más La Esmeralda del Pacífico, hoy es la ciudad de la eterna balacera, puede resultar gracioso, pero su telón de fondo es el de la violencia, las calles llenas de sangre, el dolor y el miedo su escenario, el de la pérdida de libertades y derechos. Manzanillo es un inmenso teatro de muerte.

La desafortunada declaración del Comandante de la Sexta Región Naval diciendo que Manzanillo es un puerto “Tranquilo”, en Paz, tiene el efecto de usar piedras que fortalecen al crimen organizado, allá su conciencia.

Burgette Killer tendrá la satisfacción de aquél médico en la sala de operaciones que decidió amputar ambas piernas al enfermo cardiaco. No le práctico un solo examen, no le hizo una sola pregunta. Tenía a  la mano el bisturí y algo se le ocurrió.

Lamentable. Eso no le ayuda a Manzanillo.

Ahí se ven.

ENLACITOS

La derrota que viene: A cada día que pasa el precipicio está más cerca del pésimo candidato del PRI a la Presidencia de la República, José Antonio Meade, sus compañeritos priistas están siendo vapuleados y reconocidos como vulgares ladrones y Meade Kuribreña no canta mal las rancheras.

Regresó al tálamo de Calzada Galván: Dado de baja “El Bistec” con todo y micrófono, ha regresado ¡Papichulo! Volvió la alegría para Nachis y la Gobernadora madre, ambas contentas ¡Ay camotes!

Me puedes leer en: www.colimaxxi.com – ipuntocom.mx – lineasdelgadas.com

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario