Camino Real

Por Esteban Cortés Rojas

Si el gobierno estatal ha dado golpes certeros al crimen organizado con la tecnología que hay actualmente, que no es la que se requiere, es de imaginar cuando entre en operaciones el Centro de Coordinación, Control, Comando, Comunicación e Inteligencia (C5i), que fue anunciado hace unos días por el gobernador Ignacio Peralta. Los resultados serían mejores a condición de que los equipos del nuevo Centro sean utilizados de manera apropiada.

Pese a la situación que priva en todo el país por la disputa de las plazas entre los cárteles de la droga, Colima ha sido de los Estados que menos dificultades presenta en cuestión de inseguridad, lo cual no quiere decir que estemos al margen de los hechos delictivos. Así las cosas, Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la organización Alto al Secuestro, ha declarado recientemente que el estado de Colima, junto con los de Baja California Sur, Nayarit, Querétaro, Sonora y Yucatán, registra los menores índices de secuestros. Eso en lo que respecta a delitos de alto impacto como son precisamente los plagios, pero en lo que corresponde a otros delitos como asaltos, robos, etcétera, la Procuraduría General de Justicia del Estado ha capturado recientemente a una banda de asaltantes de origen colombiano, que operaban en la entidad, y que venía haciendo de las suyas. Estas personas, de acuerdo al comunicado emitido por la PGJE, ubicaban a sus víctimas cuando realizaban retiros de dinero en efectivo y posteriormente ponchaban las llantas del vehículo en el que viajaban para que se viera obligada a detenerse, aprovechando el momento para cometer el atraco. Muy ingeniosos los bandidos cafetaleros, pero no les duró mucho el gusto y ahora están a buen recaudo en el Cereso de El Rodeo.

Fue así que el trabajo coordinado con la Policía Federal permitió detener en flagrancia a los colombianos cuando intentaban despojar de su bolso a una persona en la carretera Manzanillo-Minatitlán, donde el agraviado se detuvo cuando se percató de la ponchadura del neumático de su automóvil.

Si con la tecnología actual Colima es de los Estados con menos secuestros y los trabajos de investigación permiten ubicar bandas de asaltantes que al ser capturadas son consignadas ante el juez, es de creer que cuando entre en funcionamiento el C5i habrá una mayor inteligencia que permitirá detectar más delitos a tiempo, a fin de evitarlos y atrapar a los responsables.

¿Logrará Nacho cumplir su promesa de campaña de restablecer la seguridad en Colima?

MESÓN

Haga la operación de multiplicar 3,600 pesos por 7 millones. El resultado es la cantidad de dinero que Andrés Manuel López Obrador dice que va a pagar a los ninis, es decir a jóvenes que ni estudian ni trabajan… Cálculos internacionales indican que en México hay esa cantidad de ninis a los que López Obrador pretende mantener en tanto no trabajen, sea porque no encuentran empleo o porque su religión les prohíbe ganarse el pan con el sudor de la frente como todos los demás… El plan del Peje-Gorgojo es pagarles eso a los ninis mientras se capacitan para algún trabajo… Pero, como de costumbre no dice en cuanto tiempo los va a capacitar ni en que los va a ocupar cuando estén capacitados… Pero adelantándome a los acontecimientos yo diría que con 3,600 pesos se puede comer más de un mes -claro, sin pretender ir a un restaurante de lujo- y sería cuestión de ingeniárselas para profesionalizar el oficio de nini y pasársela sin trabajar y comiendo del dinero que daría el buenazo del Peje-Gorgojo… Sería un bonito programa de fomento a la güevonía para que el país entrara a una etapa de parasitosis intensa y extensa de quienes vivirían a expensas de los demás que pagamos impuestos… Esa es una propuesta del Peje-Gorgojo, tan absurda y estúpida como la de dar amnistía a los criminales… Pero otra promesa de López Obrador es anular la reforma educativa, es decir volverá los tiempos de antes del indigno comercio de plazas magisteriales, de me das tanto y tienes chamba, o me das aquellito y cuenta con tu plaza… Hasta se le devolvería el control de la educación al IEPO de Oaxaca y la antigua Antequera volvería a tener folclóricos plantones en el centro que no solo tendrían un penetrante oloro a orines, sino que volvería a arruinar el comercio y el turismo del centro histórico oaxaqueño, que sería lo de menos, pues lo v verdaderamente grave es que también terminaría con la evaluación y capacitación magisterial… ¡Arrieros somos!

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario