Alcohol, principal causa de ahogamientos en playas

En 2015 hubo 22 casos; el 65% se dio en adolescentes y jóvenes adultos, señala la Secretaría de Salud

La Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado informa que en su mayoría, los accidentes que se presentan en cualquier época del año en la entidad -fuera de los percances viales- son los ahogamientos en zona de playa, en los que principalmente está involucrado el consumo de bebidas alcohólicas o sustancias adictivas.

En ese sentido, la dependencia señala que en 2015 se registraron un total de 22 casos, de los cuales, el 65% se registraron en adolescentes y jóvenes adultos.

De estas 22 defunciones por asfixia tras una inmersión, 18 eran hombres y cuatro mujeres, siendo el grupo de edad de 20 a 59 años con la cifra más alta con 11 casos, seguido por el de 0 a 9 años con 5 casos; de 10 a 19 años con 3 y de 60 y más con 2.

La dependencia señala que la mayoría de los accidentes mortales a nivel nacional en 2015 se registraron en casa (33 %), de los cuales el 30.1% correspondieron a asfixias, 27.7 % a caídas, 21.8% a ahogamientos, 14.6% a envenenamientos e intoxicaciones y el 5.8 % en el caso de quemaduras.

Sin embargo en Colima, los ahogamientos en las playas se presentaron con mayor frecuencia en 2015 y casi nulo en ríos, arroyos, lagos, piscinas y depósitos de agua como piletas, estanques, aljibes o cisternas.

Para prevenir accidentes por inmersión, la SSA recomienda evitar el ingreso al mar u otro sitio acuático luego de haber ingerido alcohol u otra droga, así como cerrar aljibes, cisternas, pozos o piletas con tapa metálica y candado.

Respecto a las caídas en casa, que se presentan más en niñas y niños de 3 años y en adultos mayores,  se recomienda tener cubiertos depósitos de agua, aljibes; vigilar que no se expongan a estos riesgos, y en el caso de los adultos mayores hay que adecuar las dosis de medicamentos, particularmente los piscotrópicos, y prescribir dispositivos asistenciales apropiados como bastones o andaderas.

Y en cuanto a las asfixias, éstas ocurren principalmente en infantes por inhalación de contenidos gástricos, estrangulamientos y ahorcamientos accidentales, ingestión de alimento que causa obstrucción de vías respiratorias, todo lo cual se previene con dormir a los bebés boca arriba y sin almohadas, peluches o cobijas sueltas, así como provocar el eructo a lactantes y eliminar objetos pequeños que pueden pasar por el diámetro de un tubo de papel de baño.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas