Análisis Político: ¿Por qué hay suicidios en Colima?

Por Abel González Sánchez

En el año 2013 según registros periodísticos Colima ocupaba uno de los primeros lugares nacionales en suicidios entre jóvenes, aseguraban que fueron 47 suicidios, ahora en 2017 este problema ha disminuido bastante, argumentan que los suicidios son más recurrentes entre los 15 y 29 años de edad.

Las personas o mejor dicho los jóvenes se quitan la vida de manera impulsiva debido a una crisis que no saben manejar por varias razones, entre estas la drogadicción, su conflicto en el noviazgo o con sus padres, etc. lo que han provocado que sean parte de la estadística mundial, ya que cerca de 800 mil personas se suicidan anualmente en el mundo, por ello Colima no escapa a este problema nacional y mundial.

Las personas que se quitan la vida lo hacen porque ven al suicidio como la inmediata y única solución a sus problemas, pero lo hacen porque cargan con serios desórdenes mentales o psicológicos, trastornos que conllevan el consumo de alcohol y a las drogas, lo que provoca el suicidio o la irritabilidad, la falta de autocontrol o de la ira, resultando la violencia, la agresión verbal o física, inclusive el asesinato a sus propios familiares, Colima también ha vivido esto, las sensaciones de pérdida de valores o diversos entornos culturales y sociales constituyen importantes factores de riesgo al suicidio o al asesinato.

Existen estrategias eficaces para prevenir el suicidio y la violencia entre jóvenes, pero antes hay que partir del contexto de que muchos adolescente son generalmente transgresores, buscan los límites de la sociedad, de sus padres o sus amigos, hay placer inclusive en actos de bulling o vandalismo, pero deben atenderse a tiempo, según los expertos en psicología para entender el funcionamiento del reto suicida, por ejemplo el de la ‘Ballena azul’, un juego de manipulación psicológica “perverso originario de Rusia que pretende el suicidio” de los estudiantes, si logró influenciar a una estudiante de secundaria de Guadalajara, Jalisco, arrojándose del segundo piso de la escuela, aparece todavía inclusive en video en las redes.

Aunque no logró su objetivo de morir, pero sí  tremendo daño a sus costillas y huesos, los estudios señalaron que estaba desorientada e influenciada psicológicamente por las redes sociales y tenía problemas en su entorno familiar, por lo anterior sería adecuado que las diferentes dependencias de los tres órdenes de gobierno, estatal, federal y municipal y más las instituciones de salud, sus psicólogos salieran más a las calles para que les pegue el aire, que salgan especialmente a las escuelas y colonias pobres en donde hay drogadicción, porque buena labor harían allí para orientar gratuitamente a los estudiantes y a los jóvenes desocupados o involucrados en actividades ilícitas para poder canalizarlos o darles algún tratamiento y orientación.

(abelglezs@gmail.com)

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas