La Panga: Sector Salud tratará la ludopatía…

 

Por Mayahuel Hurtado Ortiz

¿Usted ha escuchado hablar de la Ludopatía? es un trastorno reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se define como la incontrolable necesidad de mantener el juego a pesar del perjuicio que ocasiona en su vida. Si una persona es propenso al juego compulsivo, puede perseguir continuamente apuestas, mentir u ocultar su comportamiento, y recurrir a conseguir recursos para seguir apostando, pero en sus etapas críticas los ludópatas llegan al robo o fraude para apoyar su adicción.

El juego compulsivo es una enfermedad grave que puede destruir vidas y aunque el tratamiento de la ludopatía puede ser un reto, muchos jugadores compulsivos han encontrado ayuda a través de un tratamiento profesional.

Pero no sólo eso, muchas personas pasan años disfrutando de los juegos de azar social sin ningún problema, pero durante períodos de estrés o depresión, el impulso de jugar puede ser especialmente abrumador. Con el tiempo, una persona con un problema de juego se convierte casi completamente en alguien preocupado con el juego y por conseguir dinero para jugar.

En 1980 la Asociación Americana de Psiquiatras (APA), se planteaba su definición como una conducta de juego inadaptada, persistente y recurrente, que altera la continuidad de la vida personal, familiar o profesional.

Algunos expertos en el área de la salud mental, definen algunas características de los ludópatas, los cuales le comparto a continuación:

1.- Ganar una emoción al tomar grandes riesgos de juego.

2.- Tomar riesgos de juego cada vez más grandes.

3.- La preocupación por los juegos de azar.

4.- Revivir las experiencias pasadas de juego.

5.- Juegos de azar como una forma de escapar de los problemas o sentimientos de desesperanza, culpa o depresión.

6.- Destinar el tiempo del trabajo o la vida familiar de apuesta.

7.- Sentir culpa o remordimiento después de los juegos de azar.

8.- El préstamo de dinero o robar para jugar.

9.- Esfuerzos fallidos de reducir los juegos de azar.

10.-Mentir para ocultar los juegos de azar.

En nuestra entidad y más específicamente en las ciudades de Colima, Manzanillo y Tecomán aproximadamente de una década a la fecha, han observado un incremento en la apertura de casinos; esto como consecuencia de la gran demanda de jugadores que en un principio encuentran en el juego un vicio, que posteriormente se convierte en una severa adicción y que de no controlarse a tiempo afecta la salud de las personas al grado de convertirse en un trastorno.

Pero ¿Qué hay en el mundo del juego que se vuelve irresistible? Desde el ingreso existe la primera invitación, un desayuno, comida o cena, con bebidas gratis, en donde puedes gastarte tu consumo en puntos para el juego, claro está en ciertas máquinas, para que el nuevo miembro del club, conozca y sienta la curiosidad natural de experimentar juegos diversos. Existe también el menú a la carta, para que un mesero te acerque la comida en lo que juegas, es tan confortable estar ahí, que sólo gritas ¡Llave! Y de inmediato un empleado del casino acude a realizarte una recarga, lo mismo sucede si está fallando la máquina. Pero ahora hablemos de que existen las variedades de

juego, que no sólo son las máquinas donde gastas tu consumo, existen otras máquinas en donde las apuestas son altas; pero no podemos omitir hablar de jugar al Bingo cantado, es decir, completar un cartón que cuesta desde los 10 pesos o más para completar los números que se pronuncian en voz alta, el primero en llenar la tarjeta es el gran ganador, pero además permite sentir a los jugadores las glorias de haber ganado ante la mirada de muchos jugadores, de ahí que se les llame “club de ganadores”.

También existe quienes apuestan en la mesa y juegan póker, ruleta, cubilete, entre gran variedad de juegos. Están diseñados los casinos para todo tipo de personas, fumadores y no fumadores, y permite que cualquier persona con el mínimo recurso, pueda jugar, pues todos son aceptados en ese mundo del juego. Por eso vemos abarrotados los casinos, más en fines de semana y todavía más en quincena, donde hay quien va a divertirse un rato, pero también existen los jugadores que comprometen el recurso que se utiliza como parte del sustento familiar o bien de mujeres que han dejado a sus hijos encargados con vecinas, amigas y comadres e incluso en los vehículos en el área de estacionamiento en espera de que termine la euforia del juego; miles de anécdotas guardan estos lugares unas buenas y otras malas.

Estos elementos han generado ya en nuestra entidad un problema en el cual ya está trabajando la Secretaría de Salud y Bienestar Social del gobierno del estado; que implementará en la entidad la Estrategia para la Prevención y Atención de la Ludopatía, a fin de promover una cultura de juego recreativo y responsable. Para recibir apoyo u orientación sobre el tema, la población puede acudir a los Centros de Atención Primaria de las Adicciones (CAPA) de Colima, Tecomán y Manzanillo, en donde serán atendidos por profesionales de la salud. Sin duda alguna, un gran acierto del doctor Ignacio Federico Villaseñor.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas