Brasas: ¡Un autobús nuevo!… pero de Ternium

Por J. Ángel Ramírez Lopéz 

Venía en mi auto de norte a sur, por la avenida Camión Real, cuando alcancé a un autobús recién estrenado, verde, equipado, y de inmediato pensé que hasta que los concesionarios de los “verdes” están cumpliendo su palabra con el pueblo y gobierno de Colima, y yo que hablaba mal de ellos porque han llenado aquí de chatarra traída de Estados Unidos y repintados para que pasen como nuevos.

Poco me duró el gusto porque se trataba de un autobús de la empresa Ternium, de servicio privado, de la que en Colima hay una flotilla de nuevos autobuses, por lo que ya me extrañaba, que haya tanto cumplimiento, cuando que los camioneros son como el novio, que primero quieren calar a la mujer ofreciendo casa, coche y mobiliario, luego se casan. Así, el gobierno estatal se deja querer, aumentando el pasaje.

ARMERÍA, ARCO FRACTURADO

Entrando a Armería por la avenida Nezahualcóyotl, que es la principal, calle Manuel Álvarez, hacia el sur, de camellón, jardín y la Presidencia Municipal, el arco está fracturado, producto del sismo del 2003, que sin embargo, desde esa fecha no se ha rehabilitado, lo que genera un gran peligro y tensión para para quienes transitan por ahí, como pude verlo en el paseo que di el “Día de Muertos”.

El problema de Armería, que yo no he entendido, es que teniendo gran franja turística con hoteleros y restauranteros de playa, que generan buenos impuestos, no tenga recursos ni para pagar la nómina, y quizá por eso no se ha rehabilitado el arco ni se ha creado la banqueta detrás de la Presidencia, donde hay un centro de usos múltiples pero su entrada es de pura tierra y mucha maleza. Terrible.

TONAYA, CENTRO ADOQUINADO

Y si bien hace tres años Tonaya estaba en remodelación en su jardín principal, que parecía un campo de fútbol en rehabilitación, hoy luce un centro con un jardín verdoso, recién remodelado y la zona periférica de cantera, que da al traste con la tradición y la historia de este pueblo viejo del sur de Jalisco, el que recorrí en este paseo que inicié en Colima por Manzanillo, Cihuatlán y La Huerta, Jalisco.

Llegué a Autlán y me regresé, en plan de paseo, por la zona agreste transvolcánica, por Tonaya, desviándome por Zapotitlán de Vadillo y seguir por San José del Carmen, Suchitlán y Comala. Toda una travesía y aventura, de zona eminentemente ecológica, que caminaré cuantas veces sea necesario por el placer de visitar municipios, pueblos y rancherías de esta parte de México que nunca se olvidan.

CUAHUTÉMOC, CABECERA SUCIA

En el municipio de Cuauhtémoc falta una autoridad que ponga orden, no que haga desorden ni cometa ilegalidades o arbitrariedades y se aproveche diciendo que se trata de obras para el pueblo, y por eso vemos una cabecera municipal muy sucia, sobre todo en el jardín y en el portal de la propia Presidencia Municipal, por donde acabo de pasar y vi todo terrible, como que nadie hace el aseo.

No se puede ser candil de la calle. Los accesos están desnivelados y deteriorados y se nota que desde hace meses no se bachea. Recordemos los tiempos del alcalde priista Salvador Solís Aguirre, que mandó pavimentar todas las poblaciones considerables, entre ellas Quesería, Cuauhtémoc, Alcaraces, Palmillas, pero actualmente los alcaldes entran y salen sin pena ni gloria, y Cuauhtémoc se cae de derruido.

YULENNY CORTÉS, LOS RAZAGOS RECIBIDOS

En realidad, veo que en el fondo la alcaldesa de La Villa, Yulenny Cortés, está cumpliendo con su vocación de servicio y representación popular de fondo, pero lo hace un poco alejada del consenso popular. Esto es lo que ha hecho que haya distanciamiento, críticas y hasta ofensas a su persona. Yo mismo la he criticado, y mucho más cuando quitó el nombre de Griselda Álvarez a un tramo del arco sur.

Sin embargo, ha tratado asuntos rezagados en cuestión de gobernabilidad y vialidad que no habían hecho alcaldes de La Villa, sin importar partidos políticos, aunque reitero, le falta diálogo y acercamiento con el pueblo, y como dice ella, si por servir, se va a ir a la cárcel o al infierno, está de acuerdo, y yo también estoy de acuerdo en darle un aventoncito a esos lugares para que cumpla bien su palabra y encomienda.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario