Concierto Político: Más apoyo a educación y a seguridad en 2018

Por Bibiano Moreno Montes de Oca

El gobernador del estado, Nacho Peralta Sánchez, fortalecerá las áreas de educación, desarrollo social y seguridad pública durante el 2018. Así, por ejemplo, sólo por lo que corresponde a este último rubro, que es uno de los prioritarios en la entidad, se destinarán mil 400 millones de pesos, según se establece en el presupuesto de egresos de la administración estatal del próximo año, el cual fue aprobado hace días por el Congreso local.

Es de destacar que la iniciativa presentada por el Gobierno del Estado a los legisladores fue un documento equilibrado, apegado a la realidad, que tiene impacto en las áreas de recursos humanos y los programas sociales, dado que estos sectores ocupan la atención de la sociedad.

Por lo que se refiere al tema de la seguridad pública, hay que recordar que es un área donde las dependencias necesitaban ser fortalecidas para enfrentar con dignidad a la delincuencia organizada, razón por la cual se destinó un presupuesto de mil 400 millones de pesos  para cubrir algunas necesidades apremiantes, a saber: la contratación de personal y más equipo.

Asimismo, en el Presupuesto de Egresos 2018 resultan fortalecidos los programas sociales y, debido a eso, se incrementó el techo financiero para el programa de los uniformes y de los paquetes escolares, así como el de las becas a los alumnos.

El titular de la Secretaría de Planeación y Finanzas del Gobierno del Estado, Carlos Arturo Noriega García, aseguró que el presupuesto es claro y transparente, al tiempo que deja establecidas las prioridades que tiene la administración que encabeza Nacho Peralta.

Por su parte, los diputados locales fueron congruentes al aprobar el gasto del Gobierno del Estado de Colima, puesto que tiene un enfoque muy claro en el tema de seguridad, que es muy sentido, pero sobre todo en los temas de educación y en el de los programas sociales.

Reordenamiento financiero. Con relación a la reestructuración de la deuda, el gobernador del estado aclaró que no se está pidiendo un nuevo crédito, no se está pidiendo más plazo ni tampoco se cambiará ninguna de las consideraciones que ya estaban establecidas en los contratos de los créditos, sino que lo único que se está solicitando es que ese ahorro de intereses que no se van a pagar se refleje en mejores servicios y programas para el Gobierno del Estado.

En ese sentido, el titular del Ejecutivo estatal vaticinó que, de mantenerse la disciplina financiera, en la administración se podrá lograr un ahorro anual total de alrededor de los 70 millones de pesos; por tanto, a diferencia del 2015, año en el que se cayó en impago en algunos créditos (lo que llevó a Colima a tener malas notas), actualmente se tienen mejores calificaciones, lo que refleja un buen manejo financiero.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario