Viento Político: La Ruta de la Corrupción en el Poder

Por Macrina Sánchez

Las nuevas generaciones, quizá, no estén debidamente enteradas sobre la corrupción que impera en México, desde hace ya largo tiempo.

Con un breve análisis se recorre esta ruta de corrupción:

Gustavo Díaz Ordaz- presidente 1964-1970. PRI.  Corrupción e impunidad aunado al crimen de Estado en 1968. Asesino estudiantes en Tlatelolco.

Luis Echeverría. 1970- 1976. PRI. Incrementó la deuda pública, masacro estudiantes el 10 de junio de 1971, con los halcones, policías disfrazados de civiles.

José López Portillo. 1976-1982. PRI. Despilfarro y opulencia, con gran corrupción que provoco la peor crisis y devaluación del peso mexicano. La deuda pública se incrementó aniveles de escándalo.

Miguel De La MADRID. 1982-1988. PRI. La inflación alcanzó niveles estratosféricos, llegando a un índice cercano al 200 por ciento, generando especulación financiera, devaluación, escases de alimentos y perdida del patrimonio familiar.

Carlos Salinas de Gortari. 1988-1994. PRI. El presidente del mayor fraude electoral, la corrupción en su máximo nivel, se apropió de Teléfonos de México, con prestanombres y su hermano Raúl, se coludió con empresario para comprar canal de televisión, hoy tv azteca. La corrupción en su máxima expresión.

Ernesto Zedillo. 1994-2000. PRI. Presidente emergente, después del asesinato de Colosio, a el se debe el FOBAPROA, institución que robo a los mexicanos y desmantelo el patrimonio familiar de millones de familias. Goza de cabal salud.

Vicente Fox, 2000-2006. PAN. Corrupto y mentiroso, se comprometió a publicar lo del FOBAPROA, no lo hizo, su mandato quedo en la complicidad con la fuga del CHAPO, se inicia la complacencia del gobierno con los grupos criminales.

Felipe Caldero, 2006-2012. PAN. Periodo doloroso para los mexicanos por lo sangriento del sexenio, corrupto y dipsómano, según informes periodísticos, la estela de luz obra que demuestra la estela de corrupción más representativa del sexenio del crimen.

Enrique Peña Nieto.2012-2018. PRI.  Según, SIN EMBARGO. La corrupción ha sido uno de los sellos de la administración de Peña Nieto que finaliza el 1 de diciembre de 2018. La última Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2015, divulgada el 25 de mayo de 2016, reveló que el 52.4 por ciento de los ciudadanos percibía que la corrupción era muy frecuente en el gobierno, en comparación al 42.9 por ciento que lo había expresado dos años antes.

El presidente no las tiene todas consigo, el 72 por ciento de los ciudadanos lo ve como una figura corrupta, según un ejercicio independiente de 2016 llamado Corruptómetro.

El caso que marcó la administración de Peña Nieto, fue el llamado “Casa Blanca”, cuando en noviembre de 2014 una investigación periodística reveló que la primera dama, Angélica Rivera Hurtado había comprado una casa de USD 7 millones en una exclusiva zona residencial de la capital mexicana.

Apenas un mes después, el diario estadounidense The Wall Street Journa descubrió en el registro de la propiedad que el entonces Ministro de Finanzas y ahora Canciller, Luis Videgaray Caso, también había comprado una casa a Hinojosa Cantú.

La casa de 850m2 se ubica en el exclusivo Club de Golf de Malinalco, en el Estado de México, y actualmente tendría un valor superior a los 500 mil dólares Videgaray justificó que la compra se había realizado en octubre de 2012, semanas antes de que el presidente Peña Nieto tomara protesta –el 1 de diciembre de 2012- por lo que entonces no ejercía ningún cargo público.

Los gobernadores han sido una de las patas cojas del gobierno de Enrique Peña Nieto. Algunos han contribuido de manera importante a los escándalos de corrupción que han perseguido a toda la administración que ya entra en su última etapa.

Con ocho gobernadores detenidos, dos prófugos y un quebranto al erario que hasta ahora no se puede calcular, los mandatarios estatales no ayudaron a la imagen presidencial.

En su momento, Peña Nieto se refirió al ex Gobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa, como “la nueva cara” del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) está ahora preso y acusado de uno de los quebrantos a los estados más grandes en la historia a través de un sofisticado esquema de empresas fantasma.

Otro de los hombres del presidente, Roberto Borge, ex Gobernador de Quintana Roo, está preso en Panamá esperando ser extraditado a México donde lo esperan cargos por daño patrimonial y blanqueo de dinero.

La confianza en los gobernadores era fundamental para mantener la gobernabilidad en el país. Sin embargo.

Ahora, los ex gobernadores, Peña Nieto y Luis Videgaray, Carlos Salinas y el corrupto PRI, postulan a un Panista disfrazado de ciudadano, para continuar por la ruta de la corrupción e impunidad.

Jorge Castañeda califico a Meade, como el candidato de la complicidad, al haber sido Secretario en dos de los gobiernos más corruptos de la historia moderna de México.

El pueblo está enterado de esta ruta, a él le corresponde entregar su voto a quien le simpatice. Mas corrupción, más impunidad y más complicidad, vota PRI.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas