iPensamos: Pensiones, borrón y cuenta nueva

La simulación y el engaño, impera en el Poder Legislativo, en torno a la Nueva Ley de Pensiones. La declaración del Diputado Héctor Magaña lo confirma: La nueva Ley garantizará, digo el legislador, a los trabajadores en activo y jubilados todas las conquistas que han ganado a través de los años.

Sin embargo, la iniciativa propone en su artículo 3 lo siguiente: “Nulidad de cualquier convenio que se oponga a lo previsto en esta Ley, 1. Son nulos de pleno derecho todos los acuerdos de voluntades celebrados entre Entidades públicas patronales y sus respectivos servidores públicos o pensionados, que contravengan lo establecido en las disposiciones de esta Ley, por lo que cualquier pensión o prestación en cuantía diversa a las previstas en esta ley es nula”.

Como se lee, todos los acuerdos CELEBRADOS, es decir los pasados, son nulos de pleno derecho, no son válidos ni procedentes, de tal manera eso si es borrón y cuenta nueva.

Otro borrón y cuenta nueva es lo relativo al fondo financiero de pensiones, actualmente según los dirigentes sindicales el GOBIERNO adeuda más de 800 millones de pesos. Este adeudo desaparece con la iniciativa en sus artículos 54 y 55, del apartado, Integración del patrimonio del instituto:  El patrimonio del Instituto:1. Cuentas institucionales de cada sujeto obligado. 11. Fondo de préstamos. 111. Fondo para el servicio Médico.

Como se aprecia, el adeudo del GOBIERNO no aparece como parte del Patrimonio, ese adeudo se integró con las aportaciones históricas de entidades y trabajadores, de las que dispuso el gobierno estatal.

Además, la seguridad jurídica del otorgamiento de la jubilaciones y pensiones, a los trabajadores queda condicionada, no hay certeza ni mandato único. Esto se refleja en lo siguiente:

“Ley de Pensiones Civiles para el Estado de Colima. Contempla para los funcionarios y empleados al servicio del Estado, así como los que se acojan a dicho ordenamiento, entre otras prestaciones, la pensión por retiro, que podrá otorgarse, siempre que aquellos funcionarios cumplan con las condiciones y requisitos previstos en dicha Ley y que la Dirección de Pensiones cuente con los recursos necesarios para así hacerlo.

Además, en la actualidad las jubilaciones y pensiones se otorgan mediante DECRETO del Poder Legislativo y son inviolables, con la actual iniciativa, esto cambia y se reduce a un simple acuerdo del Consejo Directivo del Instituto quien puede impactarlas con menor cuantía.

Las reglas están puestas, el Ejecutivo propone, borrón y cuenta nueva. Los sindicatos están en su derecho de entregar la plaza o defenderla. El legado histórico está en sus manos y ante los trabajadores deberán responder. Y tú, que piensas.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas