Reacción a plan fiscal de Estados Unidos

En entrevista con El Financiero, el secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, habló sobre las medidas que México tomaría ante la reforma tributaria de EU y también acerca de sus prioridades al frente de la dependencia.

México reaccionaría a una reforma fiscal en Estados Unidos que reduzca el impuesto corporativo, aunque la forma en que el país tomaría medidas para amortiguar el impacto también dependerá de lo que haga el resto del mundo, aseguró José Antonio González Anaya, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En entrevista con El Financiero Bloomberg, también se refirió a las prioridades que tendrá en su nuevo cargo, como garantizar un ejercicio transparente del presupuesto para 2018, detectar oportunidades para utilizar mejor los recursos públicos y garantizar que el próximo año el gasto no tenga un destino electoral.

Tenemos que estar preparados y daremos continuidad a las políticas que han redituado bien

Cuestionado sobre si hay riesgo de que la reforma fiscal que esta semana se plantea en el Senado estadounidense afecte de manera drástica las inversiones o la operación económica del país, señaló que desde Hacienda se está dando seguimiento, pero que lo mejor es esperar a que haya una propuesta definitiva.

“Ciertamente lo estamos siguiendo, pero todavía es un blanco que se está moviendo bastante, vamos a estar siguiendo y veremos cómo afecta, si es la economía más grande del mundo, no sólo va a afectar a México, va a afectar a todo el mundo, y si es nuestro socio comercial más importante, vamos a ver qué tenemos que hacer”, subrayó.

Acerca de si el Gobierno mexicano respondería a Estados Unidos con una reducción del Impuesto Sobre la Renta, ya que en el país que gobierna Donald Trump se prevé reducir el impuesto corporativo, detalló que se tendrá que analizar cómo sería la reacción.

“Habrá que ver, habrá que ver cómo se va logrado y cómo reaccionamos nosotros y cómo reaccionan en todo el mundo alrededor de esto. Hay ejemplos de algunos países que tienen un impuesto corporativo muy bajo pero está compensado con otros impuestos”, apuntó.

Con políticas macro, financieras y fiscales prudentes, la economía ha dado muestras de fortaleza

Lo que sí, añadió, es que la carga tributaria en México sigue estando por debajo de la que hay en muchos otros países, por lo que habrá que ver primero si la propuesta se logra.

González Anaya aseguró que su antecesor, José Antonio Meade, no le dejó encendido ningún ‘foco amarillo’ en las finanzas públicas, pero sí le dejó una recomendación:

“Lo primero que tienes que hacer es concentrarte en el cierre, que es una palabra muy hacendaria, pero la Secretaría de Hacienda cuando termina las negociaciones del paquete económico el 15 de noviembre, todo mundo duerme dos o tres días y de ahí es trabajar en el cierre hasta el final del año”, recordó.

2018, BLINDADO

El 2018 será un año electoral y aunque el gasto público no lo ejecuta de forma directa Hacienda, hay mecanismos que blindan el destino de los recursos, uno de ellos es que todo el presupuesto es auditado, indicó el exdirector de Pemex.

“Hay varios blindajes. Primero, el Presupuesto de Egresos de la Federación pone en la ley cuál es la manera de ejercer esto. La ley electoral es muy clara también, entonces, legalmente el andamiaje es muy claro”, expuso.

“En segundo lugar, la Secretaría tiene un portal de transparencia en el cual se puede observar en tiempo real cómo se va ejecutando el gasto y, tercero, está auditado, y todos sabemos que lo va a estar por la Auditoría Superior de la Federación”, afirmó.

El Paquete Económico 2018 es un plan balanceado y congruente con las circunstancias de la economía nacional y con los riesgos internacionales, por lo que toca ejercerlo de forma oportuna, eficiente y transparente, con énfasis en los temas de la reconstrucción por los sismos de septiembre, destacó González Anaya.

“Siempre que haya oportunidades de gastar mejor y que nosotros las veamos y que yo las vea, pues las vamos a sugerir, pero recordemos que la mayor parte del gasto no lo ejecuta Hacienda. La Secretaría diseña el paquete, lo programa, lo canaliza o transfiere, alguien más lo ejecuta”, señaló.

APUESTA POR LA CONTINUIDAD 

Sobre la designación de Alejandro Díaz de León como gobernador del Banco de México en sustitución de Agustín Carstens, explicó que las señales que se mandan al mercado son, otra vez, de estabilidad, de continuidad en la política monetaria.

“Si uno ve la prensa y medios especializados, él era uno de los candidatos”, recordó.

El también exdirector del IMSS afirmó que México está preparado para enfrentar una eventual ‘tormenta perfecta’ en 2018, de una reforma fiscal en EU, que Trump abandone el TLCAN, de incertidumbre política y alza en las tasas.

 

Con información de El Financiero 

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario