Camino Real: Activismo de Nacho

Por Esteban Cortés Rojas

Regañada a ignorantes.

Muy movido se ha visto últimamente el gobernador Ignacio Peralta en foros nacionales e internacionales, donde ha manifestado su congruencia entre dichos y hechos, a la vez que dejando abierto el compromiso con las nuevas generaciones de estudiantes de economía y con las universidades, sobre todo al dar su punto de vista en una conferencia magistral sobre los compromisos de la Agenda 2030.

El más reciente martes el gobernador fue objeto de un reconocimiento a su trayectoria en el año de 2017, por la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana que preside Sorayda Pérez Munguía, mismo que también se entregó al secretario de Hacienda, José Antonio Meade. La entrega fue en el Club de Banqueros de la Ciudad de México, donde Peralta dijo sentirse muy honrado por la distinción, a la vez que Pérez Munguía ponderó a un economista joven, con trayectoria excelente, en crecimiento en el sector público, que ha tenido cargos como alcalde y ahora como gobernador, lo cual le da un perfil político a la vez que técnico.

El jueves, Peralta dio una plática magistral en la Conferencia Internacional 2017 de la ANUIES sobre la Agenda 2030, en el auditorio del Centro Universitario de Ciencias Económicas de la Universidad de Guadalajara. Es pertinente saber que, en 2015, la ONU aprobó el documento denominado “Transformar Nuestro Mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, adoptado por los Estados miembros. El documento incluye los objetivos del desarrollo sostenible que se propone poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y hacer frente al cambio climático.

La conferencia de Peralta fue frente a titulares, funcionarios, docentes e investigadores de las instituciones que integran la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, así como especialistas en educación superior del país y extranjeros, autoridades del gobierno federal, representantes de organismos internacionales, estudiantes y público en general.

La participación del gobernador de Colima en estos foros mostró su perfil profesional y el grado de responsabilidad que tiene no solo en el estado sino en la CONAGO, al coordinar una comisión tan importante como es el Cumplimiento de la Agenda 2030.

MESON.- De buena fuente sabemos que al director de Recursos Humanos del ayuntamiento de Colima, y al director de Seguridad Pública, Tránsito y Vialidad de Villa de Alvarez, la superioridad les acomodó sonoras llamadas de atención que casi llegaron a regaño, por su manifiesta ignorancia al haber escrito en documentos oficiales que el 20 de noviembre se festejaba el “natalicio de Don Benito Juárez” y el “día de la independencia de México”, respectivamente… Al funcionario capitalino le habrían reclamado, muy seriamente, el no saber que Benito Juárez es un personaje vetado por las santurronas administraciones panistas -y, obviamente, su nombre es impronunciable en el ámbito albiazul-, porque con sus pecadoras leyes de Reforma (Nacionalización de los Bienes Eclesiásticos), impidió a la Iglesia tener propiedades y, peor tantito, despojar de sus bienes a los incautos… Que el 20 de noviembre se festeje a la Revolución Mexicana (como debió poner el funcionario en su oficio a todos el gabinete municipal), era lo de menos; lo realmente necesario era amonestarlo porque se atrevió mencionar al apóstata y sacrílego indio zapoteco, Benito Juárez García, así haya sido nombrado Benemérito de las Américas por todos los Congresos del Continente… Al de la Villa, en tanto, le habrían amonestado enérgicamente pero no por haber señalado que el 20 de noviembre se festeja el “día de la Independencia de México”, sino por omitir que la independencia nacional la consolidaron Emiliano Villa y Pancho Morelos, en la batalla de Camarón, junto al Cerro del Cubilete, en el estado de Texas (obviamente cuando pertenecía a México), en el sexenio de Vicente Fox… ¡Arrieros somos!

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario