Paracaídas: UTEM, conflicto sin solución

El tema de fondo de nuestra sociedad actual es la educación. Si no enfatizamos su importancia y definimos la ruta de su consolidación, habremos fracasado en el corto, mediano y largo plazo, como lo hemos hecho hasta ahora. Sin educación no hay paz, sin paz no hay bienestar.

La violencia, corrupción e impunidad que vivimos son sólo el efecto de una causa que parece que tenemos perdida: la educación, cuyo timón, en más de un sentido, lo llevan en su mayoría analfabetas funcionales, ¿cómo podrán, entonces, ponderar la importancia de este ámbito de la vida humana tan crucial para el desarrollo de la sociedad? Contextualizo de esta manera la problemática que están padeciendo alumnos y maestros de la Universidad Tecnológica de Manzanillo (conocida como UTEM) porque no se necesita tener dos espaldas de inteligencia para saber que una universidad que se jacte, esto es, una institución educativa que formará profesionistas, no puede tener a sus profesorado de tiempo completo bajo contratos de cuatro meses, pues la figura del profesor de tiempo completo incluye un componente que es fundamental para formar profesionistas: la investigación.

La demanda de los estudiantes, por tanto, aunque formulada a su manera, ha sido justa y exacta: necesitamos buenos maestros, no improvisados. Maestros que conozcan bien lo que están enseñando, maestros especialistas en su tema, maestros que pueda transmitirnos un conocimiento que conozcan de primera mano, no maestros que preparan su clase una hora antes de entrar al aula. Bien, pues estos maestros que piden los estudiantes sólo pueden cristalizarse en la figura de un profesor-investigador, alguien que dedica sus días al conocimiento de un tema específico, que luego va e transmite en sus aulas. Es verdad que los profesores por horas pueden tener contratos de cuatro meses, siempre y cuando tengan certidumbres laborales, pero no puede existir un profesor de tiempo completo que esté bajo este régimen laboral, sea bajo la justificante que sea.

Uno de los profesores afectados me dijo antier que las autoridades universitarias argumentaban que ajustaran sus investigaciones a cuatro meses entonces y así podría cumplir con el compromiso de investigación: ¿habráse visto mayor desconocimiento de lo que es investigar? Con estas propuestas, las autoridades de la UTEM lo único que reflejan es que no saben lo que es una verdadera universidad y, por tanto, deben ser removidas inmediatamente antes de que un proyecto educativo de tal trascendencia se descarrille por la ineptitud de quienes lo dirigen. Urge, pues, que las autoridades de gobierno correspondientes, entre ellas el actual secretario de Educación, den pronta solución a esta problemática que se irá a dar contra un muro de seguir por el camino que va, dejando a la deriva a cientos de estudiantes que lo único que esperan es una educación de calidad, a la altura de las exigencias de nuestro tiempo.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario