Escenario Político: Nico y la Chimoltrufia

Durante muchos años se escuchaba en la familia, con amigos y en reuniones de negocios: La palabra vale más que la firma. La moral y la dignidad ante todo.

Al paso del tiempo, todo cambió y ahora, ni la palabra ni la firma tienen valor. Sin embargo,  en el terreno jurídico tiene menos peso la palabra oral que la palabra escrita, recuerde ése dicho: “Papelito habla”.

En el terreno político, la palabra oral o escrita, son letra muerta, los intereses personales se traducen en traiciones o venta de la dignidad, en acomodos sin vergüenza, en turbios negocios que aniquilan la moral, entre otros valores.

Hace unos días en el escenario de la democracia, poder legislativo, el diputado Nicolás Contreras, sufrió un descalabro, con una piedra lanzada por el alcalde Insúa, que le asentó muy bien al llamarlo CHIMOLTRUFIA, toda vez que NICO agrede de forma cómica con insultos o golpes a quienes considera sus enemigos.

El legislador, que acumula también una larga fila de deslealtades, traiciones y venta de dignidad, bien le caerá el dicho, “A veces más vale callar y pasar por tonto, que abrir la boca y demostrarlo.

Por lo pronto, el NICO CHIMOLTRUFIA continua con su aspiración de ser candidato a la alcaldía de Colima, lo “dificultoso”, dice mi compadre, es saber quién compra a NICO CHIMOLTRUFIA. Cabe aclarar que si el precio es el real, el desembolso es de risa, pero, si se oferta en la que él dice lo que vale, será mal negocio.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario