Concierto Político: Resuelve Nacho problemas educativos

Por Bibiano Moreno Montes de Oca

En el momento justo y a la hora exacta en la que se requería hacerlo, Nacho Peralta Sánchez mostró su perfil de político sensible al resolver, mediante la vía de la negociación y del diálogo, sendos plantones en el ramo educativo que empañaban la buena marcha del gobierno que encabeza: el de la Secretaría de Educación y el de la Universidad Tecnológica de Manzanillo (UTEM).

El martes de la presente semana el gobernador del estado dejó en claro sus buenos oficios en la política, al darle solución a los problemas educativos que habían crecido y que parecía que se salían de control, obviamente por la falta de tacto,  insensibilidad y demás vicios que caracterizan al que los había generado: el titular de la SE, Oscar Javier Hernández Rosas, conocido popularmente como El Pelón Rosas. Así, desde este miércoles todo volvió a la normalidad.

Pero vayamos por partes. La tarde del martes el titular del Ejecutivo estatal recibió a un grupo representativo de los estudiantes inconformes de la UTEM, con quienes acordó que se levantara el plantón de las instalaciones para que se reanudaran las clases a partir del día siguiente (este miércoles), no sin antes haber contraído algunos compromisos para solucionar las demandas de los jóvenes quejosos.

Así, en el diálogo con los estudiantes, Nacho Peralta mostró su voluntad política para resolver el asunto que aqueja a más de dos mil estudiantes de Manzanillo, por lo que propuso a los inconformes darle seguimiento a los compromisos que se pactaron, entre los cuales está el de mantener un trato respetuoso de las partes en pro de elevar la calidad educativa, así como fortalecer la infraestructura de la UTEM y la transparencia de los servicios.

Por su parte, los estudiantes se comprometieron con el gobernador a respetar a las autoridades administrativas de la UTEM, lo mismo que a entregar las instalaciones tomadas a la autoridad educativa, a fin de que se puedan reanudar las clases.

Durante el diálogo previo que se sostuvo, el gobernador tuvo la capacidad de convencer a los alumnos de la UTEM para que volvieran a las aulas, no sin antes escucharlos y darle una solución a sus demandas.

La noche del mismo martes, el mandatario se reunió con los dirigentes de las secciones sindicales del SNTE (la 6 y la 39), a quienes les planteó una estrategia para iniciar la solución al conflicto magisterial, es decir, mediante la instalación de tres mesas de trabajo, lo que propició que los maestros se levantaran del plantón que tenían afuera de las instalaciones de la Secretaría de Educación, mismas que ya fueron entregadas a las autoridades.

Así, pues, la disposición al diálogo del gobernador del estado fue vital para darle solución a un conflicto que, si bien aún no afectaba a los alumnos y a los padres de familia, ya amenazaba con perturbarlos; por lo tanto, fue muy importante que el mandatario no le diera más vueltas al asunto, al proponer directamente las soluciones necesarias con base a la ley.

En la misma línea de dar soluciones a los problemas, el mismo miércoles el gobernador Nacho Peralta aceptó la renuncia de El Pelón Rosas, quien hasta ese momento estaba al frente de la SE, quedando como encargado del despacho el  profesor Jaime Flores Merlo. Por supuesto, el nombramiento es provisional, en lo que se designa a un responsable definitivo en la dependencia educativa.

Por lo tanto, de manera seria y responsable, el gobernador enfrentó dos conflictos que amenazaban con crecer incontenibles, en detrimento de la educación de niños y jóvenes colimenses. Obvio: el conflicto no creció más; por el contrario, con otro responsable en la Secretaría de Educación se buscarán soluciones que fortalezcan la calidad de los servicios educativos en Colima.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario