Camino Real

Por Esteban Cortés Rojas

Desde que en el año 2016 el gobierno del Estado vendió su avión King Air B-200 (pequeño bimotor, de unas ocho plazas), poco se ha comentado respecto al impacto de esa operación en las finanzas públicas. Si bien es conocido que el aparato (o el equipo, como se le llama el argot), se vendió hasta en la tercera subasta en 2 millones de 150 mil dólares (que al tipo de cambio de la época daban 41 millones 176 mil 800 pesos), poco se sabe de lo que significó que el gobernador se quedara “a pata” y tener que usar aviones de línea comercial o aerotaxis, pues ya no son los tiempos de don Arturo Noriega Pizano cuando, por ejemplo, el mandatario viajaba a México en un guayín y tenía que bajar al chofer a que le comprara algo qué comer en los paraderos o en cualquier pueblo donde le agarraba el hambre.

Una fuente confiable nos ilustra sobre lo que ha significado que el gobernador Nacho Peralta ahora use líneas comerciales o aviones de alquiler. Por ejemplo, respecto a cuánto ha ahorrado el gobierno del Estado en los últimos 16 meses que lleva sin el King Air, el dato es 5.5 millones de pesos, suma importante sobre todo en el marco de ajuste al gasto público que caracteriza a la administración de Peralta.

Y si usted se pregunta ¿cuánto gasta ahora, al mes, el gobierno estatal en vuelos comerciales y taxis aéreos que usa el gobernador? La respuesta es 887 mil 500 pesos que, en dólares, son 49 mil.

En mantenimiento del avión, cuando lo tenía, el gobierno estatal se gastaba 60 mil dólares, que al tipo de cambio actual son 1 millón 068 mil pesos. Esos 60 mil dólares se iban en combustible, insumos, mantenimiento preventivo y correctivo, costos de seguros, derechos de uso del aeropuerto, antelaciones y extensiones de servicio y sueldos de pilotos, entre otros.

En gobierno estatal invirtió los 2 millones 150 mil dólares que produjo la venta del avión, en la rehabilitación de espacios deportivos y, se nos asegura, próximamente se construirá un Centro Regional de Oftalmología.

El gobernador Peralta usa los vuelos comerciales y taxis aéreos para acudir a reuniones de trabajo con secretarios de la administración federal, reuniones del grupo de coordinación de seguridad y con asociaciones nacionales de empresarios, informes y tomas de protesta de diversos gobernadores, congresos y foros en los que participa como ponente, ruedas de prensa (de nivel nacional), reuniones de la Conago y con integrantes del Congreso de la Cámara de Diputados y del Senado de la República.

Hay que tomar papel y lápiz y hacer una sencilla operación de suma y resta para ver que fue buena la idea de vender el avión del gobierno del Estado.

MESON.- Al grito de ¡Echense este trompo a la uña mientras que les bailo el otro!, Rogelio Rueda, líder estatal del PRI, desafió a los otros dirigentes de partidos políticos en el estado a que acepten el reto de reducir en 50% el dinero que se les otorga por prerrogativas y destinarlo a los gastos de seguridad pública… No se necesita ser saurín para anticipar que la respuesta de los demás líderes partidistas  será ¡Niguas!, porque -aunque no lo dicen-, están dispuestos a lo que sea para que haya seguridad, menos que se les destete de la ubre presupuestal. ¡Faltaba más!… EL CANJE de armas por tabletas y dinero que la Sedena y el gobierno del estado llevan a cabo con el fin de abatir los índices de criminalidad, son un mejoral para un céncer, puros palos de ciego. Los criminales no se van a deshacer de sus cuernos de chivo ni de sus nueve milímetros, pues sería tanto como auto delatarse y, más peor, quedarse sin sus herramientas de trabajo. La solución es otra y de muy largo plazo… SI EL PRI  es bondadoso con el Partido Verde, habrá amplia alianza amplia, deja saber el clorofílico líder Virgilio Mendoza. Sin comentarios… ¡Arrieros somos!

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario