Concierto Político: A volar joven

Por Bibiano Moreno Montes de Oca

La tentación de volar en un avión es de nuevos ricos, aun cuando la nave no sea propia, sino oficial, ya sea federal, estatal o municipal. El ejemplo de un gobernador panista de Morelos, que hizo famoso al que se llegó a conocer como El helicóptero del amor, es la mejor prueba de que hay políticos corruptos e irresponsables que pierden piso fácilmente. No es el caso de Nacho  Peralta, gobernador de Colima, que piensa con honestidad.

Así, renunciar a tener un avión a su servicio le ha redituado a la administración estatal un ahorro considerable de más de cinco millones de pesos mensuales, recursos que son destinados a la política social que se implementa para atender a los grupos más vulnerables de la sociedad, mediante diversos programas; por ejemplo, la entrega de becas alimenticias, apoyos que se entregan directamente a personas, además de la rehabilitación y apertura de espacios públicos.

Lo anterior fue informado por el Gobierno del Estado a un medio de información local que solicitó información referente a los gastos que tiene el titular del Ejecutivo estatal sobre sus traslados a la Ciudad de México (CdMx) o a otras entidades del país, a fin de cumplir con su agenda de trabajo.

De esta manera, la información proporcionada sobre lo relativo a los viajes que ha realizado Nacho Peralta en los últimos 16 meses (a partir de que inició el proceso de venta del avión oficial el año pasado), incluidos los gastos que se han erogado por tal concepto, arroja los siguientes resultados:

El gobernador ha gastado, en el periodo que se indica, 14.2 millones de pesos en un total de 145 vuelos, mismos que están debidamente documentados con la asistencia del propio Nacho Peralta a sus compromisos que tiene que cumplir de acuerdo a su investidura.

Esta información destaca que con este mismo número de traslados reportados en 16 meses, el Gobierno del Estado hubiera tenido un gasto de 19.7 millones de pesos, lo que representa para las finanzas públicas un ahorro de 5.5 millones de pesos.

Para acallar a sus detractores, en entrevista posterior con los medios locales, el gobernador señaló que los viajes que hace son para cumplir compromisos oficiales y de gobierno en la CdMx y en otros estados, donde asiste a reuniones de gabinete, con dependencias federales o con grupos de coordinación, como son los casos de la Conago y del Grupo de Seguridad, en los que se gestionan obras y recursos que necesita nuestra entidad.

Por otro lado, hay que recordar que el Gobierno del Estado obtuvo recursos frescos de la venta del avión por un total de dos millones 150 mil dólares, algo así como los 40 millones de pesos, los cuales se invirtieron en la rehabilitación de centros deportivos y, próximamente, en la creación de un Centro Regional de Oftamología.

En entrevista con los reporteros de la fuente, Nacho Peralta aclaró que sus viajes no son de placer, sino de trabajo, pero no por eso se está desatendiendo la seguridad; además, dijo que no tiene ningún problema para transparentar toda la información sobre sus viajes, en tanto no generen una situación de vulnerabilidad en materia de seguridad.

En fin: sin avión oficial a su disposición, los viajes del gobernador del estado en vuelos comerciales salen más baratos.

Acerca del Autor

Publicaciones relacionadas